Dawkins: el egoísmo de los genes

Richard Dawkins es un etólogo que en 1976 publicó El gen egoísta, un libro revolucionario en el que planteaba una alternativa a la teoría de la evolución de Darwin. La esencia de su teoría es que son los genes, y no los organismos, los que compiten entre sí por la oportunidad de propagarse.

Según su teoría, los individuos no serían más que máquinas creadas por los genes para asegurar su supervivencia. El biólogo americano Butler recoge esta misma idea en una simple frase: “la gallina no es más que un invento del huevo para poder producir más huevos”.

Altruismo genético

Una de las primeras consecuencias que se derivan de la teoría de Dawkins es el altruismo natural. Según esta teoría, los individuos reducen de forma libre y, en cierto sentido, “voluntaria” sus oportunidades de reproducción, dedicando sus esfuerzos a aumentar las posibilidades de supervivencia de sus crías. De todos modos, este comportamiento “altruista” sería en realidad un acto que facilita la supervivencia de los genes de los hijos, que son también compartidos por los padres. En este sentido, el individuo sería una especie de “peón”, que se sacrificaría individualmente a favor del grupo, es decir, de la especie.

Las abejas y el egoísmo genético

La teoría de Dawkins no contaba con muchas bases en las que apoyarse. Sin embargo, un nuevo estudio parece haber encontrado la prueba del llamado “egoísmo genético”.

Los científicos de la Universidad de Western Ontario (Canadá) y de Sydney han realizado un estudio sobre el gen que hace que las abejas obreras sean estériles. Desde el punto de vista evolutivo, un individuo que no puede reproducirse es como si no hubiera existido. ¿Por qué existe entonces un gen que imposibilita que los individuos que lo poseen puedan reproducirse?

Este hecho no tiene mucho sentido desde la teoría evolucionista de Darwin. Sin embargo, partiendo de las ideas de Dawkins, puede tener una explicación. El hecho de que las abejas obreras no sean fértiles hace que las oportunidades de trasvase genético intergeneracional sean mejores para las abejas fértiles.

El egoísmo en la evolución

En conclusión, los científicos que han participado en este estudio aseguran que encontrar este gen “egoísta” es un paso fundamental “hacia la comprensión de los orígenes evolutivos del altruismo reproductivo”. Este asunto ha despertado el interés y la curiosidad de cientos de científicos a lo largo de las últimas décadas, lo que pone de manifiesto la importancia de este descubrimiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies