El pez espinoso: una clave para la selección natural

El pez espinoso presenta una particular característica: el de mar tiene una estructura ósea que el de río no tiene. Según recientes investigaciones, puede deberse a un gen que propicia el crecimiento de esta armadura en los peces de mar, que no existe en la de río.

De 3 a 10 centímetros de largo, el pez espinoso, es originario del océano pero comenzó a poblar lagos de agua dulce y pequeños ríos luego de la era de hielo. Durante los últimos veinte mil años -un período relativamente corto en términos de evolución- estos peces han perdido sus placas óseas laterales, o «armadura», en estos nuevos hábitat. Los científicos han identificado una forma mutante de un gen que inhibe el crecimiento de la armadura, según Rowan Barret, doctor en Zoología de la UBC. Muy poco común en los espinosos de mar, este gen es muy común en las poblaciones de agua dulce.

Invasión del habitat agua dulce

Barret, junto con sus colegas de la UBC Sean Rogers y el profesor Dolph Schluter han investigado si el gen de la armadura podría haber ayudado a estos peces a «invadir» los hábitat de agua dulce. Para hacerlo, trasladaron a 200 peces espinosos de mar con este gen hacia lagos experimentales de agua dulce. «A través de la documentación de la composición genética de las crías producidas por estos peces de mar en agua dulce hemos podido determinar cómo la selección natural opera en este gen», aseguró Rogers.

«Hemos encontrado un aumento significativo en la frecuencia de este gen en sus crías, evidencia de que la selección natural favorece la reducción de la armadura en los ambientes de agua dulce», aclaró Barret.

Barret y Rogers también encontraron que las crías que sí tenían el gen de la armadura eran más grandes en tamaño. «Nos llevó a pensar que la expresión genética está también atada a el incremento en la tasa de crecimiento», dijo Barret. La idea es que si los peces no están consumiendo recursos en hacer crecer los huesos -lo que puede ser mucho más difícil en los especimenes de agua dulce debido a la falta de iones en esta- pueden dedicar energía en incrementar la biomasa.

El sesquicentenario de Darwin

La semana pasada se cumplieron 150 años desde la primera publicación de la teoría de Darwin acerca de la selección natural de las especies, que establecía que los ambientes desafían a las especies a luchar por su existencia – la supervivencia del más apto. Desde entonces, los científicos han avanzado en la teoría contribuyendo a entender cómo los genes afectan a la evolución.

Este estudio aporta más evidencia a la teoría de la selección natural de Darwin demostrando que las condiciones ambientales pueden impactar directamente en los genes controlando las condiciones físicas que afecta la supervivencia de las especies.

  1. , i didn t understand nothing, i need to learn this lenguaje soon! lol

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies