Estudios absurdos de animales

No es noticia que muchos de los estudios que se hacen cada año son absurdo y no valen para nada. Muchos de ellos están relacionados con los animales. Vacas, mosquitos o ratas han sido algunos de los elegidos como protagonistas para algunos estudios de la última década. Vamos a recordar algunos que han conseguido los Ig Nobel, la parodia estadounidense de los Nobel.

Captura de animalmysteries.blogspot.com

Captura de animalmysteries.blogspot.com

Varios han sido los estudios y experimentos con vacas. Uno de los estudios más asquerosos que se han realizado se llevó a cabo en el año 2006 y se llevó el premio de Química. Según Mayu Yamamoto aseguró que obtuvo sabor a vainilla de las heces de vaca. La duda es, ¿alguien probó eso?

Los estudios absurdos de algunas aves

En el año 2003 el premio Ig Nobel de Biología se lo llevó el estudio que decía que los patos pueden ser necrófilos homosexuales. En la revista del Museo Rotterdam de Historia Natural se decía textualmente: «Cerca del pato obviamente muerto (…) otro macho de ánade real montó el cadáver y comenzó a copular con gran fuerza».

Dos años más tarde, el Ig Nobel de Dinámica de fluidos fue a parar a un estudio sobre los pingüinos. En él se podía conocer como estos animales pueden lanzar sus excrementos hasta una distancia de 40 centímetros. Este estudio fue publicado por Polar Biology, quienes sostienen que se deberían volver a estudiar para saber si influye la dirección de las heces a la hora de defecar. Habrá que estar atentos.

El tercer estudio relacionado con las aves es de 2006. El Ig Nobel de Ornitología fue a parar al estudio sobre el dolor de cabeza de los pájaros carpinteros. O lo contrario, es decir, en él se explicaba que estos animalillos no sufren dolor de cabeza. El motivo es que su cerebro está más apretado dentro del cráneo y se reduce el movimiento hacia los lados.

Ratas y mosquitos

Seguimos en el año 2006, pero esta vez con la categoría de Biología. Este premio fue a parar a la revista médica The Lancet. En su estudio absurdo se explica la causa que lleva a los mosquitos a sentirse atraídos por igual al queso Limburger y a los pies humanos. Esto se debe a que la bacteria implicada en la realización del queso es muy parecida a otra que vive en los pies, y los mosquitos no pueden aguantar la tentación.

Por último, el Ig Nobel de Lingüística de 2007, se le entregó a los científicos que descubrieron que las ratas no siempre distinguen el japonés hablado del revés del holandés hablado de la misma forma. Para qué sirve esto es una pregunta sin respuesta, pero se debe decir que estos científicos buscaban similitudes entre bebés y cachorros de mamíferos. En este estudio colaboraron tres investigadores de la Universidad de Barcelona.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!