Insectos para comer

Comer insectos nos parece extraño. Pero puede que dentro de poco tiempo encontremos insectos envasados en nuestros supermercados. Aunque antes, habría que regular la normativa sobre la comercialización de insectos.

En la dieta china los insectos juegan un papel importante

En la dieta china los insectos juegan un papel importante

No estamos acostumbrados a comer insectos. A muchos, casi nos parece un disparate. A muchos no les gustaría saber que, sin querer, puede que hayan ingerido insectos en alguna ocasión. Según la FDA (Administración de Alimentos y medicamentos norteamericana) y según la opinión de de varios expertos que aparece reflejada en diferentes artículos especializados, la costumbre de comer insectos nos es para nada peligrosa para la salud de quienes los consumen.

¡Cuántos Insectos para comer!

Añaden también que resulta casi imposible eliminar todos los insectos que hay en absolutamente todos los alimentos que ingerimos. Y si tenemos en cuenta las cifras, esto no resulta tan extraño: en el mundo se conocen más de 750.000 especies de insectos. De estas, solo unas 1.500 especies son comestibles. Fue C.B. Williams, un entomólogo británico, quien calculó el número de insectos vivos que hay en la tierra. En el momento del estudio, la cifra no era nada despreciable: en la tierra había un trillón de insectos vivos (1.000.000.000.000.000.000).

Uno de los insectos que más conocemos son las hormigas. Pues bien, partiendo del cálculo de Williams, otros investigadores calcularon que las hormigas constituían unos diez mil billones del total. Es decir, que si tenemos en cuenta que cada hormiga obrera pesa entre 1 y 5 miligramos, la suma del peso del total de la población de hormigas sería igual al de los seres humanos.

Insectos para comer muy legales

Poco a poco, los países con costumbre de comer insectos se animan a exportar sus productos. Pero para ello, como sucede con todos los alimentos, es necesaria una regulación del producto dentro de los límites legales. En principio, los insectos entran dentro de la definición legal de alimento establecida reglamentariamente en el año 2002 (cualquier sustancia o producto destinado a ser ingeridos por los seres humanos o con probabilidad razonable de serlo, tanto si han sido transformados entera o parcialmente, como si no).

Pero el Reglamento número 258/97 establece que un alimento sólo estará comprendido en su ámbito de aplicación cuando hasta el momento no hayan sido utilizados en una medida importante para el consumo humano antes de 1997, por lo que según parece, habría que seguir los trámites establecidos en el presente Reglamento para su posterior comercialización. Por otra parte, es fundamental que el producto sea seguro y que se comercialice con todas las garantías para el consumidor. También hay que tener en cuenta las normas sobre el etiquetado del producto, el derecho del consumidor a ser informado sobre la forma de comer el producto, sus partes comestibles, la fecha de caducidad…
Puede que quizá dentro de poco podamos comprar chapulines mexicanos en el supermercado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies