El jamón ibérico de bellota: el antídoto ideal contra las enfermedades cardiovasculares

El jamón ibérico de bellota: el antídoto ideal contra las enfermedades cardiovasculares

El jamón ibérico incrementa los niveles del colesterol considerado bueno. Pese a que desde hace muchos años se pensaba que el tocino de este delicioso manjar podía ser dañino para la salud puesto que potenciaba el colesterol malo, se ha confirmado mediante diversos estudios que mejora los niveles del colesterol bueno.

Este producto cuenta con un alto contenido en ácido oleico y grasas monoinsaturadas de la serie omega 9, lo que ayuda a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y la aterosclerosis. Por lo tanto, el jamón ibérico de bellota es el antídoto ideal para prevenir cualquier tipo de enfermedad cardiovascular.

Grasas monoinsaturadas, mejores que las trans

Las grasas saturadas y las trans influyen sobre los niveles de lípidos en sangre aumentando así el colesterol malo. Dado que este tipo de grasas incrementan la presión arterial, la respuesta inflamatoria o la disfunción endotelial, pueden llegar a favorecer la aparición de enfermedades del corazón.

Como el jamón ibérico cuenta grasas monoinsaturadas, se recomienda comer este producto para evitar cualquier tipo de enfermedad cardiovascular. Tanto las monoinsaturadas como las polinsaturadas reducen los niveles de colesterol malo y potencian las propiedades cardiosaludables.

¿Por qué el jamón ibérico de bellota es tan beneficioso para los problemas cardiovasculares? Las bellotas con las que se alimentan a diario a los cerdos ibéricos contienen más del 65 por ciento de ácido graso saludable, lo que provoca que estos animales presenten tasas del 55 por ciento de este tipo de grasa en sus carnes. De hecho, el jamón ibérico es el segundo producto que más ácido oleico concentra, únicamente por detrás del aceite de oliva.

Otros beneficios del jamón ibérico

Además de para prevenir las enfermedades cardiovasculares, el jamón ibérico de bellota también ofrece proteínas de alto valor biológico para los niños y, sobre todo, para los diabéticos del tipo II.

Los productos ibéricos, consumidos siempre de forma responsable, aportan a los más pequeños todos los nutrientes beneficiosos para su crecimiento y desarrollo, por lo que es muy importante alimentar a los niños con jamón ibérico. Además, este producto es un gran aliado en la lucha contra la obesidad infantil.

Gracias a su fuente de proteínas de alto valor biológico, de vitaminas como la B6, la B12, la E o de minerales como el hierro, el calcio o el magnesio, los más pequeños de la casa crecerán sanos y fuertes.

En caso de que queráis disfrutar de un jamón ibérico de calidad, en Tu Jamón Directo podréis encontrar una amplia gama de jamones ibéricos con Denominación de Origen Guijuelo. Además, también podréis disfrutar de una amplia gama de productos ibéricos con los que podrás prevenir cualquier tipo de enfermedad cardiovascular

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!