¿Qué hay más allá de nuestro sistema solar?

El  número de planetas que conforman nuestro sistema solar sigue siendo fuente de discusión en la comunidad científica. ¿Cuántos planetas lo componen? Ocho, nueve, diez… las investigaciones al respecto aportan diferentes conclusiones.

Y mientras se intenta discernir la realidad de nuestro propio sistema, otras maravillas se han descubierto a años luz del mismo.

Se trata de los planetas y estrellas más excesivos que se conocen.

 

El planeta más caliente fuera del sistema solar

Se trata del planeta KELT-9b con 3.777 grados en su cara oscura y  4327 grados en la cara expuesta a su estrella anfitriona, KELT-9.

Estos datos lo convierten en el más caliente descubierto hasta la fecha, siendo un 20% más  caluroso que el que hasta ahora se tomaba como tal, WASP-33b.

EL calor que hace en un planeta depende de la cercanía de este con la estrella alrededor de la cual órbita. En el caso de la tierra estaríamos hablando del sol, y el planeta más cercano a él sería Mercurio con 430 grados de temperatura.

 

El planeta más frío fuera del sistema solar

Este planeta órbita sobre un tipo de estrellas llamadas Red Dwarfs o enanas rojas, ocultas al ojo humano y cuyo nombre se suele dar a los objetos más fríos de la galaxia.

El nombre científico de este gélido astro es OGLE-2005-BLG-390Lb, pero popularmente se le conoce como Hoth, en referencia a la saga “La guerra de las galaxias” que lo muestran precisamente como un planeta nevado y congelado.

Sin embargo, mientras en Hoth hay vida, en OGLE sería absolutamente imposible, ya que con sus 220 grados bajo cero, es demasiado frío para la existencia de líquidos e incluso los gases se solidificarían como la nieve.

 

El planeta más grande fuera del sistema solar

Según el archivo de exoplanetas de la NASA este honor se lo lleva  el planeta DENIS-P J082303.1-491201 b.

La diferencia entre una estrella y un planeta radica en que las primeras pueden producir su propia luz, mientras los segundos solo reflejan la de otros cuerpos.

El planeta del que hablamos gira entorno a un tipo de estrella llamadas Brown Dwarf, enanas marrones  en español y también conocidas como estrellas fallidas ya que por su tamaño los procesos que llevan a cabo la fusión de hidrógeno y helio (produciendo así energía)  se interrumpen y dejan de iluminar.

Por este motivo, se sigue discutiendo si DENIS-P es un planeta gigantesco o una enana marrón interrumpida.

 

El planeta más pequeño fuera del sistema solar

KEPLER-37b es algo mayor que la luna y más pequeño que Jupiter. Su superficie es básicamente rocosa.

Descubierto el 21 de junio de 2012, lleva el nombre del telescopio con el que se avistó por primera vez.

Este planeta es muy caliente, por lo que aquí tampoco es posible la existencia de vida ya que según los astrónomos no tiene atmosfera ni medio liquido posible.

Según Jack Lissauer, científico del planetario de la NASA, afirma que el descubrimiento de este planeta sugiere que planetas diminutos como KEPLER son muy comunes y demuestran que aún nos queda mucho por descubrir y comprender, no solo dentro de nuestro sistema solar, si no también más allá.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!