El monstruo del lago Ness: mitos y curiosidades

También conocido como Nessie, el  monstruo del lago Ness es una de las criaturas que en criptozoología más interés ha despertado en el último siglo, junto con otros grandes clásicos como Big Foot o el Yeti.

El lago Ness es un profundo lago de agua dulce situado en las tierras altas de Escocia, cerca de la ciudad de Inverness, al que acuden miles de turistas cada año en busca de una foto del monstruo o simplemente para poder decir “yo estuve allí” y es que realmente no es uno de los lagos más bonitos de las Highlands.

Las noticias sobre su posible existencia y avistamientos no cesan, las últimas fotos en 2016 revolucionaron las redes sociales y volvieron a poner el tema de Nessie en portada durante varias semanas.

 

La curiosa historia del monstruo del lago Ness

La historia de Nessie comienza en 1934, cuando el doctor londinense Robert Kenneth Wilson, muestra una foto de una bestia parecida a un plesiosauro cuyo largo cuello emerge del agua. Es la foto más famosa y difundida del monstruo del lago Ness.

Por supuesto, antes de que esta foto se publicase mucha gente ya acudía al lago a descansar y ya existían ciertas leyendas entorno al lugar.

Pero a partir de que esta imagen viese la luz el lago se vio invadido y cobró fama internacional ya que llego a aparecer en periódicos del mundo entero y con especial importancia en la portada del Deily Mail.

En los años 30 hordas de fanáticos acudían al lago en busca del monstruo, ésta fue sin duda la época de mayor trascedencia.

Durante esta década tomaron fuerza varias teorías. Algunos aseguraban que se trataba de un dinosaurio, un plesiosauro o una serpiente marina gigante. Otros, más escépticos, opinaban que no era más que un tronco, una nutria descomunal o un ave marina gigante.

Finalmente, la tan famosa foto del monstruo del lago Ness, fue descubierta como falsa por sus propios autores, que lo habrían hecho para vengarse del periódico Deily Mail. Supuestamente la foto no fue tomada por el doctor Wilson, si no por su hermanastro Ian Wetherell, trabajador de dicho diario con el que tenía sus diferencias.

Según ellos, el monstruo de la foto no era más que una serpiente marina de plástico adosada a un submarino de juguete. Y muy pequeño.

Sin embargo nada podía para ya la leyenda del lago Ness. Las especulaciones sobre su tamaño (gigantesco) su peso en toneladas, el número de especímenes… han seguido proliferando hasta hoy en día. Se han llegado a hacer incluso búsquedas con submarino, sin éxito.

En 1993, la industria turística entorno Nessie había generado 37 millones de dólares.

Hoy en día las cifras han caído tremendamente, pero no dejan de ser importantes. Incluso personajes célebres como Charlie Sheen se han acercado recientemente al lago Ness.

Tanto el lago como el monstruo han sido llevados a película y series de televisión. La BBC británica produjo “La familia Ness” y La película “El lago Ness” relata la historia de un investigador que intenta mostrar que todo es una fantasía.

 

Steve Feltham, 26 años en busca del monstruo del lago Ness

El hecho de que tras casi un siglo de constante búsqueda jamás haya habido resultados que confirmen de la existencia del monstruo del lago Ness, no ha ahuyentado a  Steve Feltham en su empeño.

Steve ha entrado en el libro Guinness de los Récords como el hombre que más años lleva buscando a Nessi.

En su página web se define a sí mismo como: cazador del monstruo del lago Ness a tiempo completo. Desde 1991.

Feltham dejó a su trabajo, vendió su casa en Inglaterra, se compró una camioneta en la que vivir  y se disputó a  buscar a la criatura.

Se ha convertido en un auténtico especialista y  aún hoy miles de personas le consultan y envían fotos de supuestos avistamientos.

Entre todo el material audiovisual que le llega, el hombre trata de responder dudas, detectar y desmentir posibles confusiones.

La primera vez que Feltham fue de visita al lago Ness tenía siete años y estaba de vacaciones junto a su familia. Eran los años 70 y el pequeño quedó impactado al conocer a un grupo de cazadores de monstruos en busca de Nessi. Así comenzó la obsesión que cambiaría su vida para siempre.

A sus 54 años, el inglés ha asegurado en la última entrevista que ha dado que desde ese momento su pasión por la leyenda no paró de crecer.

“Durante toda mi infancia discutía con mis compañeros de clase, les decía que sí, que realmente hay un monstruo”

Su trabajo de búsqueda no es nada desagradable. Steve cuenta su método particular: se sienta en la costa con binoculares, una cámara y espera. También combina sus observaciones con un bote que tiene sensor de movimiento.

“Cualquier cosa que me dé la posibilidad de ver nuevas evidencias sirve”

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!