¿Qué es el aprendizaje?

En este artículo, inspirado en los pensamientos del psiquiatra y sociólogo Pichon-Rivière, propongo plantearnos las siguiente interrogante: ¿Qué nos lleva a los seres humanos a adquirir la condición de sujetos del conocimiento y ejercer dicha función inherente al hombre: conocer?

Como estudiantes, estamos inmersos en un continuo proceso de aprendizaje. Incorporamos nuevos conceptos permanentemente pero sin cuestionarnos demasiado al respecto. A no ser que estudiemos pedagogía, sociología o ciencias afines, generalmente no nos detentemos a preguntarnos ¿qué es aprender?
Si entendemos el aprendizaje como una relación que se da entre un sujeto y un objeto; entonces deberíamos cuestionarnos primeramente qué entendemos por objeto de conocimiento y qué entendemos por sujeto.

Etimología de los términos Objeto y Sujeto
Indaguemos en la etimología latina del término objetum: “lo que se presenta”, “lo que se expone”, “lo que está delante”, y “lo que opone resistencia”.
Sub-jetum significa: “estar sujetado”, “estar debajo” y “sometido a”.
¿A qué estamos sujetos los hombres desde que somos hombres? A la necesidad. El impulso del ser humano de conocer la realidad y su entorno proviene de la necesidad. Explora aquello que se le presenta o se le impone por la necesidad de sobrevivir en un medio que le es desconocido. Ese movimiento de explorar el medio, de encontrase con el objeto, es un proceso de aprendizaje.

Pichon-Rivière define al aprendizaje como “apropiación instrumental -por el conocimiento- de la realidad, para transformarla”. A mi entender, transformar la realidad implica apropiarse de la misma. En este sentido asocio aprender al término aprehender. A través del conocimiento nos apropiamos de la realidad y de esta manera deja de ser algo desconocido y por ende amenazador.

Elaborando conceptos a través del conocimiento
Retomando la definición de aprendizaje de Pichon-Rivière, podemos decir que el conocimiento es un nexo entre el sujeto y la realidad. Y que de esa relación sujeto-realidad surge un registro mental que la reconstruye. Al reiterarse la experiencia de encuentro con dicha realidad, es decir con el objeto de conocimiento, son cada vez más las cualidades de dicho objeto que se fijan en nuestra mente. Si bien la representación general del objeto puede ser expresada en el lenguaje (ej.: perro, árbol, noche) no es aun un concepto acabado.
El concepto es el punto de llegada de la elaboración lógica. Es un pensamiento abstracto y complejo que expresa la naturaleza concreta del objeto.

El aprendizaje: conclusión
Al principio decía que como estudiantes incorporamos nuevos conceptos día a día. De todas estas consideraciones se deprende que el aprendizaje es un camino de progresiva profundización: siempre se puede volver a dar una vuelta de tuerca a cada concepto y profundizarlo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies