Adicción a Internet: una realidad

Los grandes avances en las tecnologías de la comunicación y el surgimiento de Internet han traído importantes ventajas en diferentes campos. Sin embargo, como toda herramienta tecnológica, su uso indebido y excesivo puede desembocar en distintos problemas sociales e individuales. Uno de ellos es la adicción a Internet.

La adcción a internet: uno de los males de nuestro tiempo

La adcción a internet: uno de los males de nuestro tiempo

Es posible advertir que la cantidad de personas (con especial incidencia en los jóvenes) cuyos vínculos interpersonales se concretan únicamente mediante la web crece en gran manera día a día, al mismo tiempo que se incrementa el número de horas que pasan frente al ordenador.

A pesar de ser los jóvenes el grupo más vulnerable, los adultos que chequean compulsivamente sus casillas de correo electrónico cada diez minutos mediante dispositivos fijos o móviles, o que además sólo logran esparcimiento a través de Internet, también están en franco ascenso.

Una gran parte de la población ya emplea cotidianamente herramientas como el messenger, las redes sociales o la telefonía sobre IP, con lo cual también se incrementa el tiempo frente a la computadora. Las necesidades de comunicación se multiplican, y es muy útil poder satisfacerlas, pero la cuestión es no comenzar a crear dependencias…

Un grupo vulnerable

La agudización de este tipo de hábitos, llegando a extremos como los casos de adolescentes que pasan días completos encerrados en cybercafés y que han desembocado en trágicas situaciones, provocaron que países como Estados Unidos, Corea del Sur o China presten mayor atención al fenómeno y comiencen a articular redes de ayuda.

Todavía se encuentra en discusión en el ámbito académico si el uso excesivo de Internet puede considerarse o no una adicción, pero sin embargo en los mencionados países ya se han popularizado los denominados campamentos de rehabilitación. Se trata de sitios en los cuales jóvenes y adolescentes reciben tratamientos específicos y son internados para practicar deportes y actividades al aire libre. De esta manera, se logra liberarlos de la dependencia a las computadoras.

¿Qué actividades se llevan a cabo en otros centros?. Talleres artísticos, sesiones de terapia de grupo e individuales y otras prácticas sociales son empleadas para atacar la adicción a las pantallas. Estos jóvenes, antes de ser tratados, acostumbran pasar hasta 17 horas por día frente a la computadora.

Definiciones y estadísticas

Incluso en Estados Unidos ya se ha catalogado a esta patología. PCU (Pathological Computer Use), o uso patológico de la computadora, es el nombre de esta adicción. De acuerdo a estudios realizados en aquel país, el 90 % de quienes padecen esta supuesta adicción son varones.

También se han conocido algunas estadísticas al respecto. De acuerdo a investigaciones del Center for Online and Internet Addiction, entre 11 y 19 millones de ciudadanos norteamericanos realiza un uso obsesivo de la red, lo que supone más de un 10% de los usuarios de Internet.

China no se ha quedado atrás en cuanto a la lucha contra la adicción a Internet. Allí se ha lanzado un primer campo experimental con ese objetivo, en el que se recuperan alrededor de 40 chicos de entre 14 y 22 años. Corea del Sur, en tanto, cuenta con una completa red de 140 centros de rehabilitación financiados por el estado local. En este país, el Jump Up Internet Rescue School lleva adelante un programa de entrenamiento intensivo al respecto.

Tejidos sociales ausentes

Según los expertos, esta compulsión todavía en estudio tendría su origen en la destrucción de los lazos familiares, el mayor aislamiento a nivel social y otros factores psicológicos y sociales no relacionados con la red, pero que al mismo tiempo se potencian con las características de la comunicación por Internet. Como sucede en toda revolución, este nuevo cambio tecnológico también puede tener sus aristas negativas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies