Agua: molécula de la vida

Es el elemento más común sobre la faz del planeta. Esto no quita que el agua sea extraordinaria: en efecto, sin ella, la vida no sería posible.

El milagro del agua

El milagro del agua

Entre las maravillosas características del agua se cuentan el encontrarse en la naturaleza en sus tres estados, el permitir el desarrollo de la vida e, incluso, en formar parte de nosotros.

Los tres estados

Compuesta por dos átomos de hidrógeno ligeramente positivos y uno de oxígeno, ligeramente negativo, esta molécula fuertemente polar se mantiene en su estado líquido gracias a los enlaces de hidrógeno que establecen las moléculas entre sí. Esto hace que el agua no se evapore por completo hasta no alcanzar los 100° C de temperatura. Los enlaces son los responsables de mantener unidas estrechamente las moléculas del agua, de manera que normalmente sólo unas pocas escapen en forma de gas. Además, los enlaces mantienen el agua unida de manera que se cree una piel en su superficie, conocida como la tensión superficial.

Lo asombroso del agua es que, mientras que a elementos como el amoníaco y el metano son gases por debajo de los -30° C y 160° C respectivamente, ésta no se derrita hasta superar los 0° C, y recién llegue al punto de ebullición a los 100° C. De esta manera, es posible encontrar en nuestro planeta agua en los tres estados en forma natural, y no sólo gracias a los modernos instrumentos de laboratorio, como a otros elementos.

Un dato curioso es que el agua, a diferencia de otras sustancias, es más densa en estado líquido que sólido. Esto explica que se expanda al congelarse, como se puede comprobar observando las “pancitas” de los cubitos de hielo. Además, es el motivo por el cual el hielo flota.

Vida líquida

Gracias a los restos fósiles que se han encontrado, se sabe con seguridad que la vida en el planeta Tierra comenzó en el agua, y tardó muchos millones de años en salir a la superficie. Hoy en día, la vida de cualquier organismo surge en una solución húmeda –nosotros, sin ir muy lejos, en el vientre materno pasamos nueve meses rodeados de líquido-.

Las soluciones con base acuosa son fundamentales para la vida de cualquier organismo. Aún aquellos seres que no beben, incorporan agua a través de sus alimentos. Y es que nuestro cuerpo está hecho, fundamentalmente, a base de agua. Se calcula que, de nuestra masa corporal, las tres cuartas partes son agua. Cualquier célula viva depende de su capacidad para disolver compuestos, el agua es necesaria para que se produzca la absorción y la extracción de los químicos de cada célula en el proceso conocido como ósmosis.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Get an awesome sticky message bar!Download