Aprender skateboarding a través de la física

skateboardingPara principiantes en el mundo del skateboarding, amantes de esta actividad o personas que quieran aprender sobre la relación de la ciencia en diferentes actividades físicas, en este post ampliaremos información sobre cómo actúa la física en los movimientos del skateboarding.

Habilidades básicas para montar

En primer lugar, hay que perder el miedo a subirse a una tabla. En el momento en el que nos hayamos decidido, deberemos tener en cuenta siempre la gravedad y por lo tanto, nuestros puntos de equilibrio gravitacionales.

Una vez aclarados estos aspectos, nos montaremos en el skateboard que en un principio se encontrará en reposo. En este caso, la fuerza de rozamiento estática será la que permita que la tabla no se mueva, por lo que nuestro objetivo será empezar el movimiento. Por ello, para pasar de esta fuerza de rozamiento en una fuerza de rozamiento dinámica, nos tendremos que ayudar de un impulso externo, esa será nuestra pierna. Nuestro pie tendrá que tocar el suelo, y en este caso, el suelo ejercerá una fuerza de rozamiento estática, por eso somos capaces de controlar nuestro pie para que llegue a cierto punto y obtener la fuerza suficiente para impulsarnos. El skateboard en cambio, gracias a sus ruedas producirá el movimiento, ya que estas giran sobre su propio eje y se ayudan de la fuerza de rozamiento. El caso es que siempre resulta más complicado patinar desde una posición de reposo que directamente en movimiento.
En cuanto a los giros, lo que en realidad hacemos al levantar un poco la tabla colocando nuestro pie en la solapa trasera del skate, es simular una palanca. Elevaremos sutilmente y de esta manera el skate y mediante el movimiento de nuestro cuerpo, la tabla seguirá dicha actividad. Comenzaremos por girar nuestro tronco y después el resto.

Piruetas de skateboarding para los más atrevidos

El salto parabólico dejando el skate en el suelo, requiere que la tabla siga en movimiento a cierta velocidad de la que tendremos que ser muy conscientes. Nosotros sólo nos dedicaremos a realizar el salto de tal manera que calculemos en la segunda mitad del salto, o sea cuando caemos, que llegaremos justo al skate. En esta parte la gravedad será la gran fuerza que condicionará nuestra caída.
Ahora complicaremos un poco la acrobacia, buscamos saltar sin dejarnos el skate, es decir, acompañarnos de la tabla durante el salto. Y más difícil aún, girar la tabla acorde al movimiento de nuestras caderas en el punto más alto del salto. Ha quedado aclarado que para este movimiento necesitaremos de una velocidad inicial, entonces para que la tabla se eleve, lo que tendremos que crear es una acción-reacción. Para ello, aplicaremos cierta fuerza contra el suelo flexionando las rodillas, y lo que pasará es que con la gravedad, la tabla y nosotros reaccionaremos con la misma fuerza en la dirección opuesta; cumpliéndose así, la tercera ley de Newton, en el que la fuerza que ejercemos sobre el suelo, será la misma que esta ejercerá sobre nosotros.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies