Beijing 2008: La lucha contra el smog no se detendrá

La preocupación que se vive por combatir la contaminación del aire de Beijing antes del comienzo de los juegos olímpicos, llevó a las autoridades chinas a tomar medidas tan drásticas como la pena de muerte para sus ciudadanos. Aunque se venían tomando un sinfín de medidas preventivas, éstas no fueron suficientes y la situación apremia tanto a los miembros del Comité Organizador como al gobierno. Hay opiniones encontradas desde diversos ángulos y el clima es más que tenso.

El comienzo de las Olimpíadas Beijing 2008 ejerce cada vez más presión sobre las autoridades chinas, que viven la preocupación por la contaminación del aire de dicha ciudad; incluso más intensamente que los atletas que participarán en sus actividades.

A pesar de que se venían tomando medidas preventivas desde 2007, los niveles de contaminación no han bajado lo esperado y éste parece ser el gran obstáculo que atenta contra el anhelado evento.

Medidas preventivas

Las autoridades chinas, que vaticinaban esta situación, aplicaron desde el año 2007 numerosas medidas preventivas con el fin de reducir los niveles de contaminación de Beijing al máximo. Según un miembro chino del Comité Organizador, se han tomado más de 200 medidas para mejorar la calidad del aire, las cuales ya le costaron a su gobierno más de 11.000 millones de euros.

Las medidas preventivas recaen, tanto sobre los ciudadanos -a quienes se les prohíbe fumar y usar bolsas de papel-, como sobre muchas fábricas que han sido paralizadas durante más de dos meses. Las numerosas reglas de tránsito provisorias son las protagonistas del revuelo que vive la sociedad de Pekín. Éstas estarán vigentes hasta la culminación de las Olimpiadas 2008 y significan una drástica reducción de la cantidad de vehículos que circulan por la ciudad durante este período.

La reglamentación temporal alternará los días en que se puede conducir, entre el 20 de julio y el 20 de septiembre del 2008, según las patentes de los vehículos. Con todas estas medidas se pretende reducir el tráfico de la ciudad a un 30% del habitual.

También se extremaron las medidas de seguridad. Los equipajes de quienes viajen, tanto en tren como en avión, deben ser reducidos únicamente a un bolso de mano (salvo excepciones). Serán quitados envases plásticos, objetos cortantes o encendedores.

Los atletas, con mascarillas

El maratonista etíope Haile Gebrselassie, que tiene el actual record de tiempo en carreras de fondo, renunció a participar en las olimpíadas por la polución de Pekín. Los esfuerzos realizados por la comunidad china no han sido suficientes para impedir que los equipos británicos y estadounidenses lleven para la ocasión mascarillas especialmente diseñadas para protegerse de su aire. Según el presidente del Comité Olímpico Internacional Jacques Rogge, todos los esfuerzos son inútiles y nada puede combatir el smog de Pekín.

Nuevas medidas

Tras la solicitud que hicieron los organizadores del ansiado evento de que se tomaran nuevas medidas para restringir todavía más la circulación de automóviles en Beijing, el gobierno determinó fusilar a todos los conductores que circulen sin autorización.

“Con esta medida queremos demostrarle al mundo que China es un país comprometido con las causas nobles y que es capaz de trabajar por un mundo mejor, un mundo más humano y más armonioso” expresó un portavoz del gobierno chino.

Los organismos que velan por los derechos humanos -Amnistía Internacional entre otros- no concordaron con la opinión de este mandatario y condenaron severamente estas medidas. En respuesta, el gobierno chino aceptó flexibilizar las medidas impuestas. Ahora, aquellas personas que conduzcan coches con tubos de escape defectuosos, solamente serán sancionadas con cadenas perpetuas.

En suma

Dos meses parece ser un período demasiado largo para sobrevivir al tipo y la cantidad de medidas que está tomando el gobierno chino. Estas medidas no sólo complican la vida de los habitantes de Pekín, que deben seguir con sus actividades cotidianas, sino que también se las quita.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies