Nuevas especies en el Área Marina Protegida. El Cachucho

Las posibles nuevas especies halladas serían mayormente variedades desconocidas hasta hoy de esponjas, crustáceos y moluscos.

Según el Instituto Español de Oceanografía (IEO) más de treinta nuevas especies podrían encontrarse en el Área Marina Protegida «El Cachucho», de acuerdo a los resultados de una reciente investigación. La mencionada reserva es una montaña submarina ubicada a unos 60 kilómetros de la costa de Ribadesella, España.

Características del área

«El Cachucho» es un banco que recibe su nombre de un pez homónimo que abunda en la zona. Se trata de una montaña submarina que se sitúa en un área extensa y de gran complejidad a 25 kilómetros de distancia de la plataforma continental y a 60 kilómetros de la costa de Ribadesella. Llega a alcanzar los 5.000 metros de profundidad, siendo considerada una de las mayores pendientes submarinas del planeta.

Vale recordar asimismo que «El Cachucho» fue declarado como Área Marina Protegida en marzo de este año. La protección de un ecosistema de gran peculiaridad y vulnerabilidad, junto a su empleo como reserva para la reproducción de especies comerciales, fueron los principales objetivos esgrimidos en la declaración. Actualmente se tramita ante la Comisión Europea su inclusión como zona marina protegida a nivel continental.

La investigación

El hallazgo, que de confirmarse sería una gran noticia para la puesta en valor de la biodiversidad existente en la zona, registra como antecedente el descubrimiento en 2004 de dos nuevas especies de crustáceos en una campaña emprendida en el mismo sector. Liropus cachuchiensis y Hoplomesus longirremus es la denominación científica de estas especies, que ya fueron reconocidas como tales por la comunidad científica internacional.

En el marco de la campaña que culminó con estos posibles hallazgos se han realizado diferentes estudios del hábitat rocoso del talud del banco, obteniéndose fotografías de alta resolución de bosques de gorgonidas y agregaciones de esponjas en fondos profundos de hasta 800 metros. Es allí donde pudieron recogerse 60 ejemplares de unas 30 especies, de las cuales se espera que varias sean nuevas.

Al mismo tiempo, se efectuó un estudio del hábitat singular que pudo descubrirse en fondos sedimentados y una investigación sobre las corrientes en el banco, que pudieron corroborar la existencia de corrientes de hasta 65 centímetros por segundo. Todas estas variantes de la investigación permiten posicionarla como uno de los desarrollos más interesantes de la oceanografía española en los últimos tiempos.

Etapa de resultados

A continuación, llegará el momento del análisis de la comunidad científica internacional para corroborar si las supuestas nuevas especies pueden ser consideradas de esta manera. Por lo pronto, la magnitud de la investigación y la calidad del material hallado, junto al antecedente positivo registrado en 2004, permiten ser optimista en cuanto a los resultados de la validación académica.

Newer Post
Older Post

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies