Bosques vírgenes vs bosques reforestados

Los bosques vírgenes absorben hasta un 60 por ciento mas de dióxido de carbono que los bosques replantados. Estos últimos son producto directo de las muchas industrias que utilizan la madera y sus derivados como fuente de riqueza. Este estudio fue realizado por la Universidad Nacional de Australia.

Un estudio revela que, a pesar de la reforestación, los nuevos bosques no consumen tanto CO2 como los naturales

Un estudio revela que, a pesar de la reforestación, los nuevos bosques no consumen tanto CO2 como los naturales

Según un estudio realizado por la Universidad Nacional de Australia, los bosques vírgenes pueden reciclar hasta un 60 por ciento más de dióxido de carbono (CO2) que los bosques reforestados. También indica que los bosques que no han sido tocados por la mano del hombre almacenan hasta tres veces más dióxido que los que sufren de la tala periódica.

El ciclo del carbono

El dióxido de carbono es producido por los animales, incluidos los seres humanos, y por los desechos que arrojan las industrias y los vehículos motorizados con combustible fósil; estos últimos en cantidades mucho mayores que los primeros. Parte del dióxido se mantiene en la atmósfera y hace su trabajo para mantener la temperatura del planeta y lograr que éste sea habitable. Otra parte es absorbida por las plantas y los árboles del mundo que los utilizan para el proceso de fotosíntesis. Este proceso de las plantas que retiran carbono de la atmósfera es imprescindible para que la vida en el planeta sea posible.
La excesiva desforestación que está llevando a cabo el hombre para mantener sus industrias produce una merma considerable en estos sumideros de carbono, que son los vegetales, y por ende hace que sea menor la cantidad de carbono que se almacena. Este exceso de dióxido se mantiene en la atmósfera cargándola en demasía. Consecuentemente, la temperatura de la Tierra aumenta. No es el único factor, pero este fenómeno ayuda a producir lo que denominamos “efecto invernadero”.
La tala indiscriminada de bosques en grandes extensiones del planeta trae como consecuencia directa una menor capacidad de absorción de dióxido de carbono; emitido naturalmente por humanos y animales, y artificialmente por máquinas que andan con combustible.
La toma de conciencia por parte de las entidades y empresas implicadas en este asunto produjo que las industrias explotadoras de este recurso se comprometieran en reforestar aquellas zonas de las cuales van extrayendo la madera. Si bien, en este sentido, todavía queda mucho por recorrer, puesto que a las industrias les cuesta tomar conciencia, hay un trabajo de repoblar los bosques talados que contribuye a que estos no desaparezcan.

Un nuevo panorama

Hasta ahora se creía que la sola reforestación de los bosques talados solucionaba el efecto arrasador de la tala y contribuía a no desmantelar de árboles el planeta. Pero resulta que no es lo mismo un bosque virgen que un bosque reforestado. Y la diferencia es importante. Los tratados y organismos destinados a combatir el problema del medioambiente, como el Protocolo de Kyoto o el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) no tuvieron en cuenta este dato, ahora revelado por el estudio. Por lo que se puede replantear el tema a un nivel más profundo todavía. Habrá que ver en los días siguientes, que tanto se hacen eco de lo dicho de la Universidad Nacional de Australia los actores implicados en el asunto; que no son pocos.
La tala de árboles es problemática de por sí debido a la gran cantidad de intereses en juego y a los miles de millones de dólares que se manejan. Porque mas allá de los beneficios para la Humanidad o de la seguridad planetaria, esto se resume a un negocio. Y hay gente que no quiere perder.

  1. totalmente de acuerdo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies