Compromiso con el medioambiente

Te recomiendo prestar atención a algunas de las acciones cotidianas que realizamos y que perjudican severamente nuestro medioambiente. Muchas de estas acciones podrían ser evitadas y con un pequeño esfuerzo colectivo podríamos revertir en gran medida el daño que le estamos haciendo a nuestro Planeta.

El portal Americano de Ciencia Popular POPSCI.COM publicó a mediados del 2008 un artículo que hace referencia a las acciones cotidianas que afectan el medioambiente. En ciencias.es compartiremos algunas observaciones al respecto con el fin de concientizar a los lectores y mitigar estos efectos y afianzar nuestro compromiso con el medioambiente.

Apagar y desenchufar
Al dejar el ordenador prendido -aunque sea en modo Stand By- y al dejar los cargadores de los móviles enchufados, estamos cometiendo un grave error. Aunque no estemos utilizando los aparatos eléctricos, estos siguen consumiendo energía y eso incrementa las cuentas de luz, por lo menos, en un 5%. Se estima que este porcentaje equivale a billones de euros al año y a millones de toneladas de dióxido de carbono desperdiciadas y desperdigadas por la atmosfera.

Esto sucede con cualquier aparato que dejemos enchufado; las luces del equipo de audio y del microondas, por ejemplo, gastan pequeñas porciones de energía que se acumulan y se tornan importantes. Procuremos entonces, no dejar nada prendido si no va a ser utilizado y desenchufar todo lo que no va a ser utilizado en el día.

Aficionados a los últimos modelos: ¡abstenerse!
A aquellas personas que cambian su celular mínimamente una vez al año, o a los que les gusta adquirir cuanto accesorio tecnológico salga al mercado, lamentamos comunicarles que están llenando el ambiente de sustancias tóxicas como mercurio, plomo y cadmio.

Aunque suene exagerada la cifra, solamente en Estados Unidos, hay a rededor de quinientos millones de celulares que ya fueron descartados por sus dueños. Imaginemos entonces cuantos celulares, reproductores de mp3 y pen-drives pasaron a mejor vida en todo el mundo perjudicando la nuestra.

Otro dato gracioso que aporta POPSCI.COM: los circuitos electrónicos están formados por pequeñas piezas de los metales más costosos; oro, plata y cobre. Estos materiales podrían ser reciclados para mitigar el daño.

En este sentido lo que debe hacerse es: 1. Pensar bien qué modelo se va a comprar para que éste dure de cuatro a cinco años. 2. Cuando llegue el momento de cambiar de tecnología, en vez de dejar lo viejo como juguete para los niños, llevarlo a un centro de reciclado.

Renunciar al Emporio del Plástico
¿Has escuchado el rumor de que dentro de mil años, cuando los futuros arqueólogos se dediquen a estudiar nuestra civilización, concluirán en denominarla La Edad del Plástico?

Pensemos en cifras: se produce un billón anual de bolsas para supermercados. Cada una de estas bolsas tarda mil años en desintegrarse y en ese período libera sustancias sumamente tóxicas para el medioambiente. Los plásticos a base de petróleo serán una peste para nuestros hijos.

Aunque no se puede dejar de vivir sin los plásticos de un día para el otro, siempre que se pueda se deben consumir productos envasados en vidrio y llevar bolsas de tela al supermercado. Al menos hasta que se comiencen a fabricar plásticos a base de materiales no contaminantes.

Si no puedes viajar, reconfórtate pensando que estás colaborando con el medio ambiente
La aviación es la responsable del 1% de la emisión mundial de dióxido de carbono. Se calcula que en cincuenta años, cuando viajar sea más accesible para todos y países como la India formen parte de la industria turística, este porcentaje subirá al 5%.

Tantos aviones circulando por los cielos aumentarán notablemente la polución sonora y contribuirán al rápido deterioro de la capa de ozono.

Compromiso con el medioambiente: ¡manos a la obra!

Recordemos primero que nada que nunca es tarde para actuar y que con cualquier acción, por mínima que sea estaremos contribuyendo. Si todos hacemos pequeños aportes diarios, por mínimos que estos sean, se sumarán y tomarán relevancia en la lucha por dejar un hogar digno para las futuras generaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies