Comprueban prácticas de embalsamado en Grecia y Roma

Nuevas investigaciones arqueológicas han logrado demostrar prácticas grecorromanas de embalsamado, un enigma que desvelaba a la ciencia desde hace muchos años. El grupo de investigación, conducido por especialistas del Instituto Anatómico de la Universidad de Zúrich con la colaboración de la Universidad Demócrito de Tracia (Grecia), descubrió una momia del 300 A.C. en terrenos griegos.

Vale recordar que muchos textos de las antiguas Grecia y Roma se referían a tejidos funerarios, remarcando incluso el uso de agua, vino y aceite de oliva en el proceso de tratamiento de los cuerpos. Sin embargo, no existían precisiones con respecto a la realización de prácticas de embalsamado.

Datos concretos

Con este hallazgo, la ciencia ha llegado a resolver esta duda gracias al descubrimiento efectuado por investigadores suizos y griegos, que afirman haber hallado una momia fechada en el año 300 A.C. en una zona griega que, en aquel momento, se encontraba bajo dominio romano.

El trabajo científico, publicado recientemente en la prestigiosa revista Journal of Archaeological Science, indica que la momia pertenece a una mujer de mediana edad, y fue hallada en un ataúd de plomo inmerso en un sarcófago de mármol. Los especialistas del Instituto Anatómico de la Universidad de Zúrich sostienen que data de los periodos helenístico y bizantino.

También se demostró en la investigación que el proceso de embalsamado incluyó el uso de aceites, especias y resinas, un método que ayudó a conservar el esqueleto, ciertos tejidos como cabellos y glóbulos sanguíneos, un músculo de la mano y una tela de seda bordada en oro que cubría el cuerpo de la mujer, todos detalles que sirvieron para precisar la fecha del descubrimiento.

Técnicas avanzadas y trabajo interdisciplinario

Para llegar a concretar la fecha en la que habría sido embalsamado el cuerpo de la mujer, la investigación contó con un equipo multidisciplinario que desarrolló técnicas histológicas y físico-químicas, análisis macroscópicos y antropológicos, entre otros instrumentos y conocimientos, con el objetivo además de determinar el tipo de sustancias empleadas durante el proceso de embalsamado.

Asimismo, los resultados del trabajo de investigación efectuado podrán ayudar a ampliar el conocimiento existente sobre la manera en la cual la población grecorromana empleaba sustancias antioxidantes, antibacterianas y conservantes de tejidos en sus prácticas mortuorias, un tema central en el análisis de las culturas antiguas.

Un punto destacado por los especialistas es el trabajo conjunto entre expertos en ciencias sociales y ciencias naturales, lo que permite ampliar el campo de acción y arribar a resultados más específicos y profundos, además de ser ampliamente operativo en cualquier tipo de estudio antropológico.

En resumen, se trata de un dato de gran importancia para descubrir una faceta más de estas culturas antiguas, sin dudas grandes responsables en la formación de la cultura europea y universal actual. De esta forma, el hombre comienza a conocer en mayor profundidad los grandes misterios que la historia, bajo un manto de polvo y años, aún le tiene reservados.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Get an awesome sticky message bar!Download