La neurociencia llega al terreno militar

Las avanzadas investigaciones en neurociencia podrían ser aprovechadas por los soldados y por las fuerzas del orden para poder controlar armas con la mente.

Captura de enter.co

Captura de enter.co

 

Quizá nos parezca imposible llevar el uso de las armas a un nivel de interacción difícil de imaginar, sin necesidad de usar las manos entre el pensamiento y el disparo. Los avances en neurociencia dicen que es posible mantener las mentes de los soldados conectadas directamente a sistemas de armas.
Dado que el cerebro humano puede procesar imágenes mucho más rápido que la propia persona, la neurociencia aportaría ventajas en cuanto a la velocidad y precisión en metas militares.
Además esta técnica podría mejorar no solo la formación de soldados, sino beneficiar también la de pilotos y policías.

Es necesario una meticulosa formación

Cualquier persona a la que pueda ser aplicada esta técnica debe someterse a escáneres cerebrales durante el reclutamiento y tomar cursos de estimulación neuronal para mejorar su aprendizaje.

El procedimiento probado consistió en pasar débiles señales eléctricas, mediante estimulación transcraneal de corriente directa (tDCS) para aumentar el rendimiento de las personas en algunas tareas. El resultado fue que mejoró de manera significativa la capacidad para detectar bombas en las carreteras, francotiradores y otras amenazas ocultas en un programa de realidad virtual. Los soldados que habían sido sometidos a tDCS tenían una precisión el doble de rápida.

Gracias a la ayuda de aparatos BMI (brain-machine-interfaces), es decir, aparatos que coordinan la interactuación entre el cerebro y la máquina, los militares también podrán controlar mentalmente los aviones tipo “drone” (no tripulados), además de las armas de fuego.

No todo son ventajas

Es cierto que con las técnicas tDCS llegará pronto un rápido avance que beneficie a la sociedad y mejore los tratamientos para enfermedades cerebrales como pueden ser personas con demencia, trastornos psiquiátricos y dificultades de aprendizaje; pero pensar en un uso militar nos puede producir algo de pánico.

Existen también una serie de problemas legales y éticos sobre las innovaciones que la neurociencia aportaría a este campo. Las autoridades deberán ser lo más transparentes posible en cuanto a la aplicación legal de estos avances militares, pues estas técnicas en seguridad tienen que considerarse con total seriedad y ser cuidadosamente analizadas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Get an awesome sticky message bar!Download