Cosas de buitres

Los buitres son animales que todos conocemos por su faceta como carroñeros. Pero además, tienen otra parte mucho más sensible, como ha demostrado recientemente Barry, un buitre criado en cautividad que se ha emparejado.

Los buitres son animales conocidos por todos. Pero lo que nunca nos habíamos planteado es que estos animales también tienen “sentimientos”. O al menos, algo parecido… Como muestra, su forma de relacionarse con sus parejas.

Buitres homosexuales en Jerusalén

El zoo de Jerusalén fue testigo de una historia de casi diez años de vida en común de dos buitres machos. Los dos animales no se separaron desde 1997. A partir de entonces, construyeron su nido juntos e incubaron tres huevos colocados por los expertos del zoo. De esta forma, “adoptaron” tres crías.
Sin embargo, en 2005 uno de ellos, Daishik, decidió romper su relación con Yehuda, el otro macho. ¿La razón? Una hembra llamada Beatrice. Ante esta situación el otro buitre sufrió tanto que tuvo que ser trasladado a otro zoológico, en el que por fortuna, encontró a una hembra y formó un nido con ella.

Este caso recuerda bastante al de los famosos pingüinos homosexuales de un zoo alemán. Tres de las cinco parejas de pingüinos del zoo era homosexuales, por lo que se llevaron hembras al zoo. Sin embargo, a diferencia de lo sucedido con los buitres, los pingüinos no hicieron ningún caso a las hembras y no rompieron sus parejas.

Los buitres también aman

Barry es un buitre negro americano que nació hace diez años. Desde ese momento, fui cuidado por humanos.
Los buitres negros habitan en América del Norte y del Sur, y aunque hay algunos que se crían en cautividad, esta opción no es la más normal.

La estrecha relación que estableció con sus criadores, que lo cuidaban, lo alimentaban… hizo muy difícil, casi imposible , queBarry estableciera una relación normal y equilibrada con otros miembros de su especie.
Por esta razón, los cuidadores del centro de Kirkleatham Owl Centre estaban seriamente preocupados por su comportamiento, que era amenazante a veces y huidizo en otras ocasiones.

Sin embargo, todo ha cambiado: Barry ha conocido a un ejemplar hembra procedente del Este de Europa, y según parece, ha encontrado el amor. El responsable del centro, Crag Wesson, asegura que a pesar de lo que se piensa «los buitres son criaturas muy sensibles». Los criadores están casi seguros de que la relación irá bien y esperan un feliz desenlace.

Los comportamientos de estos buitres nos demuestran una cara más amable de esta especie animal, que muchas veces relacionamos únicamente con su faceta como carroñeros.
Sin embargo, parece que también tienen su “corazoncito”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies