Curiosos récords en personas

A veces la naturaleza toma decisiones caprichosas e inexplicables. Veamos los casos de algunas personas que, de un modo u otro, se alejan del promedio.

Cuestión de altura

Cuestión de altura

Cuando éramos niños, todos quisimos ser altos para alcanzar la copa de los árboles sólo estirando los brazos. Alguna vez quisimos ser más grandes que todos los compañeros que nos golpeaban para poder defendernos, o bien vivir mucho más de cien años.

A lo largo de la historia, algunas personas se han destacado por batir récords, lo que no siempre hizo que su vida fuese más fácil, pero sí les proporcionó su minuto de fama. Cabría preguntarse cuántos de ellos hubieran cambiado todo por una vida normal…

Alto hasta el cielo

Robert Pershing Wadlow conserva hasta el día de hoy el record por ser el hombre más alto del cual la medicina tenga evidencia irrefutable. Robert nació en 1918 y al morir a los 22 años de edad, medía 2,72 metros de altura. A lo largo de su vida, su crecimiento no dio señales de detenerse. Su inmenso tamaño era debido a un problema glandular que lo llevó a desarrollar niveles anormales de la hormona de crecimiento. Necesitaba bastones para desplazarse y tenía poca sensibilidad en sus miembros inferiores.

En cuanto a las mujeres, el record lo ostenta Trijntje Cornelisdochter Keever, a la que se apodó De Groote Meid (la Chica Grande). Esta muchacha holandesa nacida en 1616 llegó a medir 2,54 metros de pie cuando murió, con tan sólo 17 años. Ya había comenzado a llamar la atención cuando a los 9 años de edad alcanzó los dos metros. Sus padres la llevaban a ferias para cobrar a los curiosos que quisieran verla.

Cuestión de peso

La obesidad es una enfermedad tanto social como biológica, ya que se sabe que ciertos individuos son más propensos a ganar peso que otros. En el caso de Jon Brower Minnoch (nacido en 1941 y muerto en 1983) ser el hombre más pesado que la historia haya podido documentar fue una terrible carga. Se calcula que llegó a pesar 635 kilos, pero esto es tan sólo una estimación, ya que por su extremo tamaño, sus serias complicaciones de salud y su falta de movilidad no fue posible utilizar con él una balanza. Vivió en los Estados Unidos y tuvo varias internaciones hospitalarias. En ocasiones llegaba a bajar varios cientos de kilos, pero los volvía a subir, hasta que las complicaciones de su obesidad lo llevaron a la muerte.

En el otro extremo de la escala, el indio Gul Mohammed ostenta el record de la persona más pequeña cuya existencia y altura hayan sido debidamente verificadas. Medía tan sólo 57 centímetros y pesaba 17 kilos. A diferencia de los records anteriores, Gul Mohammed murió debido a complicaciones por su adicción al tabaco.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies