Ya tenemos el ADN de los mamuts

Solo unos pelos de mamuts lanudos han sido suficiente para un equipo de la Universidad de Penn State (EEUU) para conseguir lograr el ADN que se hereda de la madre. Se trata de la primera vez que se consigue rescatar secuencias genómicas de estos pelos.

captura de unosantafe.com.ar

captura de unosantafe.com.ar

Este hallazgo de el ADN de los mamuts significa que podrán secuenciar el genoma de otras especies extinguidas hace cientos de miles de años de las que se conserva algo de su antigua cabellera, algo mucho más útil que los huesos, aseguran sus investigadores, ya que hasta ahora, “ sólo se conocía el genoma mitocondrial de siete animales extintos: cuatro pájaros, dos mamuts y un mastodonte, pero siempre se habían utilizado huesos, más susceptibles de haber sido contaminados con ADN de bacterias o de un grave deterioro por el paso del tiempo” constatan los investigadores.”

el ADN de los mamuts: Adam

Las investigaciones revelan el origen de la especie en el árbol genealógico del elefante; muestra que el mamut era una especie más cercana al elefante asiático que al africano.

Debido al cambio climático, cada vez aparecen más huesos de animales prehistóricos enterrados en el hielo de la gran región de Siberia; de hecho, se encuentran tantos que ya hay una gran variedad de fósiles de animales del Paleolítico. Algunos de los pelos se conservaron en la capa de hielo superficial de esta región rusa, pero otros llevaban muchos años expuestos a temperatura ambiente.

Con Adam, un mamut de hace 36.000 años encontrado en 1799 y conservado en un museo ruso sin condiciones especiales, «sólo 0,2 gramos de su pelo han permitido completar el análisis de su ADN mitocondrial«.

Con este descubrimiento se permitirá conocer mejor las relaciones entre diferentes especies animales. «Ya planeamos usar pelos, uñas y cuernos para descubrir los secretos de mamíferos hoy desaparecidos», adelanta Schuster, investigador directos de la Universidad de Penn State.

Quedamos asombrados», recuerda Poinar, experto en genética molecular evolutiva, del departamento de antropología y patología de la Universidad de McMaster » Una vez que se secuencia con éxito un genoma, hay un millón de preguntas interesantes que pueden empezar a plantearse. Pero adquirir el genoma de una especie extinta es un hecho raro. Con este nivel de datos genéticos, podemos empezar a estudiar los genes para determinar qué hace mamut a un mamut. Finalmente, podremos entender las sutiles diferencias entre un mamut y su pariente vivo más cercano, el elefante indio; pero más importante aún: nuestro descubrimiento implica que recrear animales híbridos extintos es teóricamente posible«.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Get an awesome sticky message bar!Download