El ornitorrinco: un animal único

El ornitorrinco es un animal extraño. Su morfología es una mezcla pecualiar: pone huevos, pero es mamífero; tiene pico como las aves y un espolón venenoso nada propio de los mamíferos. Sin embargo, se trata de un animal muy estudiado por los científicos con el fin de obtener nuevos fármacos.

El ornitorrinco es, sin duda, uno de los animales más “especiales” que pueblan nuestro planeta. Habita en ríos y lagos de Tasmania y Australia. Su aspecto no deja de ser peculiar: parece un topo si nos fijamos en su cola (no en vano cuando fue descubierto en 1897 fue presentado como un “topo acuático”), su pico y sus patas palmípedas parecen las de un pato y, por su pelo, podría decirse que se trata de una ardilla.

Una morfología peculiar

El ornitorrinco es un mamífero. Sin embargo, las glándulas mamarias de la hembra, muy primitivas, no tienen pezones. Las crías chupan de unos poros que la hembra tiene en el abdomen.

Otro de los rasgos más característicos y curiosos de este animal es que pone huevos. Las hembras depositan entre uno y tres huevos en el nido y los incuban durante diez días. Durante ese tiempo, la hembra sólo sale una vez al día, en la que defeca y se asea el pelo. Los huevos también tienen una peculiaridad: son pegajosos y cuando la hembra los pone, quedan adheridos unos a otros. Gracias a esto, no pueden rodar por el nido.

Uno de los rasgos más llamativos del ornitorrinco es su espolón venenoso. El hecho de que un mamífero tenga veneno es algo realmente extraño. De hecho, esta característica acerca al ornitorrinco al mundo de los reptiles. Aún así, lo cierto es que muchos de los ornitorrincos tienen un espolón venenoso en sus patas traseras. Los estudiosos piensan que el análisis de sus componentes puede arrojar datos interesantes sobre la elaboración de antibióticos y analgésicos útiles para los humanos. Cuando un ornitorrinco envenena a una persona, le causa una hinchazón extrema y dolores enormes, que no pueden calmarse con los analgésicos tradicionales.

Por otra parte, el pico del ornitorrinco tampoco es un pico normal y corriente, como el de cualquier ave, como en un principio se podría esperar. Se trata de un pico gomoso: un órgano muy especial, y propio únicamente de los ornitorrincos. Además, resulta muy útil para detectar presas bajo el agua.

Un genoma que puede ayudarnos

Recientemente, los estudios sobre el genoma del ornitorrinco han revelado datos muy interesantes. Se han descubierto en él genes que codifican la formación de compuestos que podrán utilizarse en la realización de nuevos fármacos. Sobre todo, los científicos se han fijado en los genes que son responsables de veinte péptidos antimicrobianos presentes en la leche materna que se están estudiando en la actualidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies