El recorrido mental del placer sexual: el orgasmo (parte II)

En un artículo anterior hablábamos de la teoría circular de la respuesta sexual que publicó la ginecóloga Rosemary Basson y su aseveración de que el orgasmo no debe ser el fin último de la actividad sexual. Aunque esta aseveración divide las aguas entre los sexólogos y especialistas, la visión de que solamente mediante el orgasmo se alcanza el clímax sexual no ha caducado y es la imperante.

Existen diversas publicaciones (actuales y de antaño) dedicadas exclusivamente al orgasmo. Entendemos entonces que así como hay autores para esos libros también habrá lectores para ellos y que es presumible entonces que el orgasmo sí tiene un rol decisivo en nuestra sexualidad.

Inicialmente en los trabajos del pionero Kinsey se describió al orgasmo únicamente según sus características a nivel fisiológico. Más adelante, el sicólogo Barry Komisaruk definió al orgasmo como una experiencia con múltiples características. En un libro publicado conjuntamente con dos colegas se describe a orgasmo como “la excitación máxima generada por la suma gradual de respuestas por parte de los receptores de sensibilidad del cuerpo combinada con fuerzas emocionales y cognitivas complejas”.

Podemos suponer que estas fuerzas emocionales y cognitivas no operan de igual manera en el advenimiento de los orgasmos femenino y masculino. Resulta importante conocer las diferencias de género para entender el rol que cumple el orgasmo en nuestra sexualidad.

Diferencias entre los orgasmos femenino y masculino

Algunos estudios divulgados por SCIAM que describiremos más adelante indican que el orgasmo masculino estaría asociado a la supervivencia de la especie y que aparece como una recompensa al reflejo de eyaculación que es lo que en definitiva garantiza la reproducción. Estos estudios se corresponden con teorías anteriores que sugieren que las diferencias de género a nivel sexual estarían dadas por la evolución humana y que tienen fines específicos de reproducción.

En el caso de la mujer el rol que cumple su orgasmo en la evolución humana no es tan evidente. Existen dos teorías al respecto; mientas la primera sugiere que el orgasmo femenino tiene la función de retener el semen en el interior de su cuerpo, una segunda teoría dice que la respuesta sexual femenina tiene una función social: facilitar el vínculo con su pareja. Esta segunda teoría nos dice que el orgasmo femenino es el resultado de pensamientos y sentimientos complejos que el hombre, en general, no siente necesariamente al eyacular.

A continuación

Cuestionando lo que acabamos de exponer y lo que comúnmente se cree, un estudio reciente indica que durante el orgasmo la mujer no siente emociones afectivas.  Esto hace que la función reproductiva del orgasmo femenino siga siendo una incógnita para los científicos. Veamos si podemos develarla en la tercer y última entrega de éste artículo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Get an awesome sticky message bar!Download