Hombres y mujeres ¿Sudamos por igual?

En base a los estudios científicos japoneses del Laboratorio de Investigación de Rendimiento Humano de la Universidad Internacional de Osaka, durante una rutina de ejercicio las mujeres transpiran de forma menos eficiente que los hombres.

Los japoneses midieron el ritmo en que los 37 participantes producían sudor al pedalear una bicicleta de forma continua durante una hora, con clima controlado y con intervalos crecientes.

¿ Quiénes sudan más?

Lo cierto es que tras el análisis de resultados los científicos concluyeron que los hombres transpiran más que las mujeres.

La diferencia en el sudor entre ambos géneros se vuelve más pronunciada cuanto más crece la intensidad del ejercicio, por ello, generalmente, los hombres tienen más fluidos corporales que las mujeres y se deshidratan con menos facilidad mientras que las mujeres tienen más dificultad para enfrentar las temperaturas calientes.

Factores hormonales femeninos

La sudoración de las mujeres se ve afectada por factores hormonales. La producción de sudor se incrementa durante el embarazo  y la menopausia. También sudan más durante los días 15 a 28 del ciclo menstrual, ya que la temperatura corporal se eleva en torno a 0’4ºC durante este periodo.

El estudio encontró que las mujeres necesitaban calentarse más, o trabajar más, que los hombres para poder sudar más. Esto particularmente es mucho más notorio en las mujeres no entrenadas que requieren una temperatura corporal más alta, o una intensidad en el ejercicio para empezar a sudar, lo que explica la severa retención de líquidos que muchas sufren.

La testosterona juega un papel importante

La testosterona es la hormona sexual masculina segregada especialmente en el testículo, pero también, y en menor cantidad, en el ovario y en la corteza suprarrenal, que tiene efectos morfológicos, metabólicos y psíquicos.

La testosterona incrementa la respuesta de sudoración, está plenamente relacionada con la regulación del calor corporal.

Una cuestión de diferencia evolutiva

“La menor pérdida de sudor en las mujeres podría ser una estrategia de adaptación importante para la supervivencia en un ambiente caliente, mientras que la tasa más alta de sudoración en los hombres podría ser una estrategia para mayor eficiencia en el movimiento o el trabajo físico” afirma el científico japonés.

No puede ser casualidad que se confirme que el sudor del hombre estimule a una mujer.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!