Isabel II, la reina ninfómana

Isabel II fue reina de España entre 1833 y 1868. Asumió el trono sin haber cumplido aún los tres años de edad. Con 16 años estaría obligada a casarse con su primo, Francisco de Asís de Borbón. Juntos formarían una pareja monárquica llena de escándalos sexuales.

Isabel II, una reina cachonda

Isabel II, una reina cachonda (Evidentemente no es la de la foto, Isabel era bastante menos agraciada)

Su reinado estuvo lleno de sobresaltos de todo tipo. Desde las Guerras Carlistas a su exilio por la Revolución de 1868. A todo esto, se añadieron una gran cantidad de escándalos sexuales en el matrimonio real, convirtiéndose en la comidilla de la nobleza y la alta alcurnia.

La reina que prefirió los amantes a la política

Muchos son los rumores que se lanzaban sobre la reina. Durante la regencia de su madre, María Cristina, esta se preocupó más de su nuevo amante, desatendiendo por completo la educación de su hija.

Los encargados de darle una enseñanza se preocuparon más por las labores domésticas o religiosas que por las políticas. Uno de estos fue Salustiano Olózaga, quien se convertiría en el primer hombre con el que compartiría cama.

Escritos que se conservan de ella no demuestran precisamente gran inteligencia por su parte. Sus dotes se decantaban más bien por la fuerte pasión que desprendía. La escandalosa vida sexual de la familia real llevó a los hermanos Bécquer a publicar, bajo pseudónimo, una serie de láminas titulada “Los Borbones en pelota”. Hoy solo se conservan 89 de ellas, repletas de imágenes eróticas y pornográficas, a modo satírico, de Isabel II y otras personalidades.

Aquí podemos ver algunas de las que se conservan:

Un polémico matrimonio con su primo hermano

Las bodas entre miembros de la familia real en aquellos tiempos eran muy comunes. Por eso, cuando la joven reina tenía solo 16 años fue obligada a casarse con Francisco de Asís de Borbón, su primo hermano. Su primera reacción fue “no, con Paquita, no”.

El rey consorte se convertiría en el mayor enemigo de la reina, quien se pasaría la vida de amante en amante. Entre ellos destacan el general Serrano, al que llamaba el “general bonito” o el capitán de ingenieros Enrique Puig Moltó. Con este último concibió a Alfonso XII, futuro rey de España. Este hecho le mereció al futuro monarca el apodo del “Puigmoltejo”.

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies