La conciencia y su impacto en el mundo físico

¿Es posible que la conciencia unificada de millones de personas provoque reacciones concretas en el mundo físico? Lo que hasta hace poco tiempo hubiera parecido material para escribir una brillante novela de ciencia ficción, hoy estaría comenzando a comprobarse; o por lo menos, a mostrar ciertos indicios de realidad verificable bajo los parámetros científicos.

¿Cuáles son esos indicios? Los que aporta el estudio de distintas reacciones aleatorias en el marco de un experimento iniciado en 1998 y con actividad en 65 países.

La investigación

Esta investigación se enmarca en The Global Consciousness Project (GCP), una red internacional con presencia en todos los continentes y usos horarios, creada hace más de 35 años. En la misma trabajan 75 investigadores, analistas e ingenieros, teniendo como sede central la Universidad de Princeton (Estados Unidos).

El experimento en cuestión se desarrolla mediante una red mundial de generadores de números aleatorios, que constantemente emiten secuencias. Estos generadores experimentan una vez por segundo con 200 bits (200 ceros y unos), buscando establecer cuál de los dos números prevalece, en un juego de probabilidades similar al que se realiza cuando tiramos una moneda al aire para ver de que lado cae.

Este mecanismo se realiza segundo a segundo en cada uno de los ordenadores dispuestos en todos los países participantes, emitiendo la misma cantidad de ceros y de unos en cada generador. Como resultado, se obtiene una determinada probabilidad, que es comparada en conjunto en el servidor central dispuesto en Princeton.

La conciencia global

Hasta aquí todo parecería parte de un experimento matemático e informático más, que en sí no tendría mucho sentido ya que las probabilidades tienden a mantener una línea de comportamiento constante durante la mayor parte del tiempo. Sin embargo, la sorpresa se encuentra en el basamento mismo del proyecto.

The Global Consciousness Project busca estudiar científicamente «la interacción entre la conciencia humana y los instrumentos mecánicos y físicos», analizando si la atención social compartida por millones de personas ante un acontecimiento de suma relevancia puede llegar a influir en los mecanismos físicos. En otras palabras, si una llamada «conciencia global» podría tener algún tipo de injerencia sobre el mundo material.

Cambios abruptos

¿Qué se ha descubierto al respecto? Sencillamente, que las secuencias aleatorias producidas por los generadores mencionadas anteriormente, varían sin explicación alguna ante determinados hechos de suma importancia. Lo han hecho, por ejemplo, antes del atentado a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001; o en diciembre de 2004, cuando sucedió el tsunami que afectó a buena parte de Asia.

En esos momentos, los patrones normales que suelen seguir las secuencias trabajadas por los ordenadores cambian abruptamente y, lo que es aún más llamativo, comienzan a hacerlo en muchos casos antes de que el suceso se concrete. Así, los operadores y científicos encargados del proyecto en todo el mundo comenzaron a comprobar estas anomalías cuatro horas antes del atentado al World Trade Center y durante el día previo al tsunami asiático.

Aunque se remarca que la investigación aún se encuentra en una etapa preliminar, y que no pueden darse todavía resultados excluyentes, sería un primer indicio serio de la relación entre el universo físico y el de la conciencia. Vale remarcar además que los cambios en las secuencias se han registrado asimismo en ocasión de las vísperas de año nuevo, durante el bombardeo de la OTAN sobre Yugoslavia o cuando sucedió la tragedia submarina de Kursk, entre otros momentos.

Un nuevo mundo

Mientras muchos científicos argumentan que todo se trata de meras coincidencias, para otros es un primer ingreso en una zona todavía vedada para la ciencia: la relación entre la conciencia y el mundo material. Y que arrojaría más luz sobre uno de los supuestos que la física cuántica, por ejemplo, mediante la metáfora del gato de Schrödinger, viene sosteniendo desde hace tiempo: la observación y la intención humana (en este caso potenciada en conjunto) podría modificar en cierta forma los fenómenos físicos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies