La enfermedad de robar: la cleptomanía

Seguro que alguna vez has oído o visto en los medios de comunicación que a ciertas “celebrities” se las ha pillado robando. Y, ¿quién no se ha indignado al enterarse? Ejemplos de estas famosas que solían hurtar son Winona Ryder y Lindsay Lohan.

captura de thoughtsandsoul.wordpress.com

captura de thoughtsandsoul.wordpress.com

Es habitual escuchar bromas sobre este tema, sin embargo es un problema sumamente serio. Se considera una adicción psicológica y es complicado acabar con esta conducta problemática

¿Qué es?

La cleptomanía es un trastorno que se caracteriza por la incapacidad de controlar los impulsos de robar cualquier cosa, aún sin ser necesario para la persona o sin tener un alto valor económico. Este impulso deriva de necesidades neuróticas no materiales, y los objetos que se roban suelen ser acumulados o devueltos.

Características:

Los que sufren este trastorno, sienten una subida de adrenalina justo antes de hurtar. Una vez que lo han conseguido, les invade una sensación de alivio, bienestar y liberación. Esto, finalmente, produce un refuerzo negativo.

 

Roban los objetos aunque no tengan valor para uno mismo, y aún sabiendo que podrían permitírselos sin necesidad de hurtar. No planifican los robos, por tanto acaban siendo arrestados frecuentemente y no toman medidas para evitarlo. Esto suele causarles depresión o sensación de culpabilidad, y conlleva problemas personales, familiares, legales y profesionales.

Los cleptómanos son conscientes de que tienen un problema, y de que sus actos carecen de sentido, que son equívocos y delictivos. Curiosamente, dos tercios de la población cleptómana en centros son mujeres.

¿A qué puede estar asociado?

A la depresión
A la ansiedad
A los trastornos alimenticios como la bulimia o la anorexia

¿Tiene cura?

El primer paso para recuperarse es acudir a un médico.
El segundo, registrar detalladamente cada episodio en el que se ha realizado el hurto. Se debe anotar en un cuaderno la hora, la fecha, el lugar, el estado de ánimo previo al hurto y el objeto robado.

Por otro lado, otra manera útil y que posee un gran sentido simbólico es destruir todos los objetos robados.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Get an awesome sticky message bar!Download