La radiación: sobre el arco iris

Las radiaciones no son únicamente producto de ondas electromagnéticas ultravioletas. Más allá del color rojo del espectro de luz visible, también existen frecuencias de onda más largas que el hombre ha aprendido a utilizar.

El arco iris delimita nuestra visión

El arco iris delimita nuestra visión

La energía forma un espectro en el cual se alinean las frecuencias de onda. Las frecuencias con las longitudes de onda más cortas que el espectro de luz visible se conocen como ultravioletas. Las más largas son las infrarrojas. Nosotros, los seres humanos, somos incapaces de ver estas longitudes de onda, si bien podemos percibirlas en forma de calor y también utilizarlas para diferentes propósitos.

La radiación infrarroja se conoce como radiación de calor, ya que la mayor parte de las radiaciones emitidas como calor por los objetos de nuestro alrededor se ubica en ese rango. Las ondas infrarrojas tienen la capacidad de empujar átomos y moléculas y, por lo tanto, calentarlos al ponerlos en movimiento.

Visión infrarroja

Algunos seres vivos sí son capaces de ver con los rayos infrarrojos, por ejemplo, las serpientes, que tienen junto a su nariz unos orificios sensitivos que captan este tipo de radiaciones cuando el animal rota o inclina su cabeza. Por ello, pueden capturar a sus presas en la oscuridad. La víbora “ve” el calor emitido por el ratón y se abalanza sobre él antes de que pueda reaccionar.

El hombre ha adaptado dispositivos electrónicos para que amplifiquen y hagan visibles las emisiones infrarrojas. De ahí los anteojos de visión nocturna, las armas con visión infrarroja o las cámaras térmicas, que captan imágenes que nuestro ojo es incapaz de ver. Asimismo, los sensores de infrarrojo son el principio para activar determinados dispositivos de seguridad como alarmas.

Cocina microondas

Más allá de las ondas infrarrojas encontramos la banda del microondas, con longitudes de onda que pueden alcanzar los 30 cm. Algunas de estas longitudes de onda resultan apropiadas para mover las moléculas de agua. Éste es el principio por el cual se construyó el horno microondas, que calienta los alimentos pero no los recipientes en los que éstos se apoyan.

Usos en comunicación

Las frecuencias de microondas son usadas en los radares, pero también sirven para transmitir comunicaciones telefónicas. Las ondas largas se utilizan también en la transmisión de señales de radio y de televisión. Se generan alimentando una antena con una frecuencia alterna.

Según su frecuencia, sirven para distancias cortas, medias o largas. Las ondas cortas se reflejan en la ionósfera (una capa de nuestra atmósfera) y forman ondas ionosféricas. Las ondas con longitudes relativamente grandes (de 10 m a 10 km) se utilizan en señales de transmisión radial que se envían a largas distancias.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Get an awesome sticky message bar!Download