Las enfermedades que cambiaron la historia

Hay momentos en que aún los más grandes personajes desfallecen inexplicablemente, rebasados por una coyuntura que podría haberles sido favorable. ¿Qué les pasa es esos cruciales instantes? ¿Son los influjos del destino los que actúan en contra de ellos? Los investigadores prefieren esgrimir razones científicas para esclarecer esos puntos ciegos.

La patografía es una disciplina médica que estudia los males físicos que afectaron a los más destacados políticos y líderes de todo el mundo, impidiéndoles estar a la altura de hechos fundamentales. A veces, los grandes conductores contrajeron enfermedades que cambiaron la historia y los acontecimientos. Te mencionamos los casos más destacados.

Maurice Gamelin

El general Maurice Gamelin comandaba el ejército francés cuando empezó la Segunda Guerra Mundial. Una neurosífilis le hacía tener fobia al teléfono y a sus oficiales. Como no confiaba ni en la radio, ni en los teléfonos militares, impartía sus indicaciones por medio de la red telefónica civil. Cuando los alemanes comienza a cortar las líneas, las orden del general Gamelin tardaban 48 horas en llegar a sus hombres. Tenía un frente de 800 kilómetros, no previó ninguna operación logística y el resultado fue que sus tropas se quedaron sin combustible y sin pertrechos.

Leonardo Da Vinci

Un desorden hormonal fue el motivo de que realizara los primeros estudios anatómicos del hombre.

Madame Pompadour

La tuberculosis de Madame Pompadour impidió que se casara con el rey de Francia. Esta mujer que murió joven había ejercido una influencia benéfica en el monarca atemperando su despotismo. ¿Qué habría pasado con la Revolución Francesa si ella hubiese vivido?

Stalin

El corazón de Josif Stalin comenzó a fallar luego de la conferencia de Yalta. Desde entonces estaba más preocupado por su hipertensión y el colesterol que por otra cosa

Napoleón Bonaparte

La batalla de Waterloo pudo ser ganada por Napoleón, pero una crisis hemorroidal inoportuna le impidió dirigirla. Fue el fin de su carrera y de su imperio, puesto que al no poder dar las órdenes en forma directa, las maniobras se fueron retrasando y el enemigo se fue reorganizando, reuniendo a su fuerzas dispersas y derrotando así a los francesas. La historia de Europa cambió en sólo unos instantes y lo hizo por muchos años, convirtiendo a Inglaterra en la potencia dominante.

Lenin

Lenin no tuvo fuerzas para oponerse a Stalin, ya que antes de morir vivió largos meses en estado casi vegetativo, casi 8 años. Murió a los 54 años y su cerebro presentaba un estado general de arterioesclerosis con numerosos infartos. La circulación sanguínea había dejado de irrigar algunos sectores, en especial la parte izquierda.

Wilson

El presidente norteamericano Wilson ocultó su enfermedad cerebral a la Nación, en tanto su esposa se ocupaba del gobierno.

Conclusión:

¿Qué hubiera sucedido si estos grandes líderes mundiales no hubiesen sufrido estos males físicos? Sin esas afecciones el mundo podría haber sido otro y las ideologías que actualmente dominan gran parte del planeta posiblemente serían de distinto signo y la humanidad podría haber vivido momentos menos aciagos y amargos (o tal vez no).

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Get an awesome sticky message bar!Download