Los besos de los animales

Está confirmado que los animales se besan. El ser humano es un animal y practica esta acción, por tanto, además de confirmar esa teoría, deja abierta la posibilidad de que otras especies lo hagan.

Los besos de los animales

Los besos de los animales

Ahora bien, en las personas es un gesto de afecto pero ¿en otras especies también? ¿Se besan para demostrar su cariño o hay algo más detrás de los besos de los animales?

¿Por qué se besan los animales?

Como hemos dicho, es un gesto que las personas identificamos como cariño. Nosotros lo utilizamos a modo de afecto, cortesía, educación… Pero no se tienen referencias de que los demás animales hagan lo mismo.

Hay gestos de otras especies que el ser humano identifica de la misma forma: lametones, juntar los labios o frotar las narices son algunos de ellos. Una de las causas podría ser el deseo de las madres de cuidar a sus crías, igual que ocurre con las personas. La conclusión es que estas acciones derivan de la necesidad de traspasar la comida de una boca a otra.

A partir de eso, cualquier gesto que se identifique como beso puede ser por otros motivos. Un lametón puede ser parte de la limpieza o incluso juntar los labios puede ser el inicio de una pelea entre dos animales.

Ejemplos de besos de los animales

Un ejemplo muy claro de que el gesto de juntar los labios en los animales no tiene porqué ser afectivo es el de la especie de peces Gurami (Helostoma temmincki), más conocido como el gurami besador. Los machos de estos peces asiáticos juntan sus labios en lo que aparentemente es un beso. Sin embargo, se muerden hasta afligirse graves heridas que les impiden comer hasta que mueren de inanición.

Los felinos se lamen para lavarse. El hecho de que una madre se lo haga a su cría no es un gesto de cariño si no de la limpieza necesaria que los cachorros no pueden hacerse. Otro ejemplo son los pájaros. Como hemos dicho, el intercambio de comida se hace necesario ya que al principio las crías no pueden volar para conseguir alimento. Sea lo que sea, hay momentos en los que parecen humanos, con besos incluidos, aunque ellos quizás piensen en otra cosa:

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies