Más allá del arco iris

¿Por qué las personas vemos el mundo en colores? ¿A qué se debe que las cosas sean de uno u otro color? Miremos más de cerca para descubrirlo.

El ojo humano distingue colores

El ojo humano distingue colores

Las personas distinguimos los colores desde pequeños. Desde que los bebés comienzan a desarrollar plenamente el sentido de la vista, quedan fascinados por los colores de las cosas. El vocabulario de los colores es uno de los primeros que los niños aprenden al adquirir su lengua materna (aunque no todas las culturas tienen términos para los mismos colores ni para la misma cantidad). Los seres humanos somos capaces de percibir cerca de 10 millones de colores, y los hemos utilizado tanto para crear obras de arte como también para la comunicación (piénsese sino en los significados de las luces del semáforo, los colores asociados con las marcas comerciales, el rojo para indicar peligro, etc.).

¿Qué es el color?

Aquello que conocemos como color es en realidad una determinada longitud de onda de luz. Hay un rango de luz que los seres humanos podemos percibir, pero por encima y por debajo de éste hay muchos otros colores que no somos capaces de ver (aunque ciertos animales sí).

Cuando decimos que un objeto es de determinado color, esto significa que al interactuar con la luz absorbe determinadas longitudes de onda y refleja otras. En efecto, salvo a aquellas pocas cosas que emiten luz propia, podemos ver todo lo que nos rodea gracias a que reflejan la luz de otra fuente. Por eso, percibimos un limón como de color amarillo porque su materia absorbe todo el espectro de luz visible y refleja solamente aquellas longitudes de onda que nosotros conocemos como “amarillo”.

Colores primarios y colores secundarios

Hay que tener en cuenta que la noción de colores primarios no responde a una propiedad de la luz sino que se relacionan con una respuesta fisiológica de nuestros ojos hacia la luz. Como el ojo humano contiene tres tipos de células receptoras del color, que responden a tres rangos diferentes del espectro de luz, los colores primarios son tres. A lo largo de la historia se han propuesto distintas posibilidades para la tríada de colores primarios, pero hoy en día se acuerda en hablar de colores aditivos (rojo, azul y verde) y colores sustractivos (amarillo, magenta y cian).

Así, por ejemplo, sumando luces rojas y verdes se obtiene el amarillo, y sumando los tres colores aditivos se obtiene luz blanca. En cambio, los pigmentos y tinturas suelen obtener su coloración de acuerdo a los colores sustractivos: el rojo se forma combinando amarillo y magenta (y absorbiendo, por lo tanto, al azul y al verde), y la combinación de los tres colores sustractivos da un pigmento negro.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Get an awesome sticky message bar!Download