Más restos del pasado maya

El Instituto de Arqueología e Historia de México ha dado a conocer el descubrimiento de una ciudad precolombina de unos 2.300 años de antigüedad. El yacimiento pertenece a un asentamiento maya, que podría haber sido el más importante de Yucatán. La cantidad de objetos encontrados permitirá arrojar algo de luz sobre esta civilización precolombina.

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México descubrieron recientemente restos de otra ciudad precolombina identificable con la civilización maya, en el sur de Yucatán. De esta forma, se continúan repitiendo distintos hallazgos que parecen confirmar que aún resta mucho más por conocer de esta apasionante cultura del pasado maya.

Las evidencias halladas permiten determinar que la ciudad en cuestión mantuvo un radio de acción dentro de lo que actualmente es Guatemala, con gran relación con Edzná y otras poblaciones cercanas. Los primeros estudios permiten pensar que la zona encontrada posee una antigüedad de por lo menos 2.300 años, siendo en consecuencia más antigua que Chichén Itzá y otras ciudades similares.

El pasado maya con estilo propio

El desarrollo de la ciudad sería emparentable con el estilo arquitectónico conocido como Chenes, y se ubica en un sector que hoy se denomina San Diego Buenavista. La importancia de los restos hallados y la antigüedad del emplazamiento destronan, una vez más, ciertos paradigmas que rodean a los estudios referentes a la civilización maya, sobretodo en cuanto a las fechas en las que comenzó su organización, que se ubicarían mucho más atrás en el tiempo de lo que se pensaba en un primer momento.

La importancia de este sitio arqueológico recién comienza a vislumbrarse, teniendo en cuenta la arquitectura monumental que posee, la presencia de la estructura del juego de pelota, estelas y material cerámico de características únicas: todos elementos centrales en el marco de la cultura maya y su cosmovisión.

El material cerámico encontrado se trata mayormente de vasijas para agua de diversos tamaños y con variados tipos de asas. Los colores que dominan el espacio son el rojo, negro, amarillo y blanco, identificados por los mayas con lo que ellos llamaban el inframundo, el sitio bajo la tierra dedicado a las tinieblas y divido en nueve capas.

Un vaso sagrado

Dentro de los objetos encontrados el que tendría mayor importancia desde el punto de vista arqueológico es un vaso circular realizado en pasta fina de procedencia aún no identificada, en el cual se encuentra representado Itzamná, uno de los dioses más importantes en la cultura maya. En el mismo vaso se hallaron inscripciones que podrían corresponder a una fecha importante dentro del sistema de cuenta larga de la cronología maya o al nombre del propietario de la pieza.

Los especialistas que trabajaron para concretar este descubrimiento, efectuado sobre principios de 2008, destacaron que el sitio cumplía la función de centro administrativo ceremonial. En la que podría ser la metrópolis maya más antigua de Yucatán también se encontraron talleres de manejo de pedernal, una especie de cuarzo muy utilizado en toda esa región, junto a espacios dedicados a entierros de niños y adultos, que a su vez contaban con ofrendas funerarias. Todos estos detalles servirán para arrojar más luz sobre la cultura maya, que sin dudas aún tiene muchos misterios para ofrecernos.

Dudas sobre el pasado maya

Evidentemente, se trata de un nuevo e importante hallazgo ligado a una de las civilizaciones antiguas de mayor desarrollo, que nuevamente ha puesto en la primera plana de la información científica las dudas sobre la verdadera antigüedad de este tipo de civilizaciones y el inicio de su cultura, una cuestión que al igual que sucede en los pueblos precolombinos sudamericanos aún no está del todo clara.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies