Nuevo descubrimiento sobre la obesidad y la insulinorresistencia Parte 2 de 2

Aún hoy se siguen investigando las causas de cómo la obesidad genera insulinorresistencia y si la insulinorresistencia genera obesidad. Recientemente se publicó un trabajo que demuestra que “la insulinorresistencia cerebral existe en gente con insulinorresistencia. Y este es un fenómeno no investigado hasta ahora y su descubrimiento tiene varias consecuencias para el tratamiento de la diabetes.

En el artículo anterior expresamos cómo los investigadores buscan establecer un vínculo entre la obesidad y la insulinorresistencia, intentado explicar la siguiente premisa: Qué hace que la obesidad genera insulinorresistencia. Hoy seguiremos explayándonos en un tema que sin lugar a duda cada día preocupa más a los especialistas.

El cerebro, vía circuitos neuronales que involucran en especial a una zona llamada hipotálamo que regula el hambre, el apetito y la saciedad. Es decir, nos da ganas de comer o de no comer. Los transportadores de glucosa encargados de hacer entrar la glucosa de las células cuando la insulina da la orden, se encuentran muy extendidos en el cerebro, en especial una de las variantes llamadas GLUT 4. Esto nos habla de la importancia de la insulinorresistencia en el tejido cerebral que, obviamente, debe tener una función más relevante que la de regular la glucemia del cerebro.

Hay evidencia de que la insulina no se comporta en el cerebro como en el resto del organismo, sino que tiene acciones propias de los llamados neurotransmisores, que son sustancias propias que liberan las neuronas, como la adrenalina, la dopamina, etc. De este modo, la insulina a nivel
cerebral tendría funciones más allá del control de la glucosa; funcionaría regulando la conducta alimentaria, los procesos sensoriales y hasta los procesos cognitivos que se vinculan con la memoria y el aprendizaje.

La innovadora investigación realizada por un grupo inglés, estudio la hipótesis de la resistencia a la insulina cerebral, para lo cual usó un método llamado “tomografía por emisión de positrones”, capaz de detectar la insulina en los núcleos del cerebro en dos grupos de personas: uno con resistencia a la insulina y otro sin resistencia.

El resultado fue sorprendente, ya que las personas con resistencia a la insulina tenían menor actividad insulínica en las zonas cerebrales vinculadas al control del apetito y a la regulación del peso corporal. Este es el primer estudio en demostrar la resistencia a la insulina cerebral en personas con insulinorresistencia. Y obre un nuevo camino en las investigaciones para el tratamiento de la obesidad y la diabetes. Pero a la vez genera una nueva serie de hipótesis sobre el origen de la diabetes.

Podría ocurrir que el defecto primario en una persona genéticamente predispuesta fuese la insulinorresistencia cerebral, que llevaría a un trastorno de la alimentación, con mayor ingesta de calorías motivaba por la saciedad. De esta manera la resistencia a la insulina sistémica, es decir en todo el cuerpo, sería secundaria a (o consecuencia de) la obesidad provocada por la insulinorresistencia cerebral, y la diabetes sería el estado final.

El camino a investigar es si es posible actuar en etapas tempranas con medicación sobre esta resistencia cerebral. Para lo cual se necesitará crear estudios simples que permitan hacer un diagnóstico precoz de este problema. Si se lograse diagnosticar este problema de forma fácil y certera, quedaría el obstáculo mayor: encontrar drogas capaces de revertir el problema. Y si se tuviera éxito en todo esto, tal vez estaríamos en presencia de la prevención de la obesidad y la cura potencial de la diabetes tipo 2.

Conclusión

Si bien todo lo expuesto hasta aquí es muy alentador, es necesario que pongamos los pies sobre la tierra. Si bien hay gente trabajando en la cura de la obesidad y la diabetes, la realidad de hoy es que se debe seguir haciendo la dieta, el ejercicio y no abandonar este programa de tratamiento por la promesa futura de la cura. Pues si bien se es optimista en este punto, nadie sabe cuánto se puede demorar.

  1. mi consulta es porque me diagnosticaron insulinorresistencia pero no me explicaron de que se trata dicha enfermedad ni en que repercute,hace dos años que estoy sin tratamiento porque no tengo obra social y en los hospitales publicos solo me dicen que coma menos harina y azucar.

  2. hace un dia q me detectaron insulinorresistencia,anteriormente en los analisis me salio q tenia
    mas altas las hormonas masculinas q las femeninas,quisiera saber si tiene q ver con lo mismo.espero puedan informarme gracias

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies