Pablo Picasso, un genio inagotable

‘Yo hago lo imposible, porque lo posible lo hace cualquiera’. Pablo Ruiz Picasso, conocido comúnmente como Picasso, no era un cualquiera. Por eso a lo largo de sus 91 años de vida hizo lo que otros consideraban imposible. Revolucionó el mundo del arte y creó una colección magnífica.

Pablo Picasso, un genio inagotable

Pablo Picasso, un genio inagotable

Nació en Málaga en 1881, muere en la Costa Azul francesa en 1973. Pionero en muchas cuestiones, su vida y obra pasaron por muchas etapas que le marcaron. Pero, también marcaron la historia del arte y la cultura en sí mismas. Sin duda, un verdadero protagonista de la historia.

Una vida convulsa de principio a fin

El pintor estuvo a punto de morir al nacer. La comadrona del parto le dejó sobre una mesa, mientras atendía a su madre. Su tío fue quien le salvó de una muerte casi segura. Poco más tarde comenzaría a demostrar sus dotes artísticas, se dice que su primera palabra fue piz, apócope de lápiz. Además, con solo nueve años creó su primera obra, ‘Le Picador’.

El pintor llegó a ser director del Museo del Prado en el periodo de la Guerra Civil. Curiosamente, nunca llegó a ocupar el cargo, en una época en la que muchos de los cuadros del museo se enviaban al extranjero para protegerlos.

Precisamente, su obra más alabada, el ‘Guernica’, acabó pasando de galería en galería tras la guerra. El cuadro se realizó para reflejar el horror de la guerra y del fascismo. La obra, tras viajar por muchos países de Europa, terminó en Estados Unidos. El pintor instó al Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York a conservar el cuadro hasta que Franco no dejara de gobernar. Su palabra se cumplió. El cuadro no se devolvió a España hasta 1981.

Creador de miles de pinturas, grabados, ilustraciones e, incluso, esculturas. A lo largo de sus distintos periodos pictóricos pudo demostrar un talento inigualable. Pero, sobre todo, inagotable. Aquí podrás comprobar la precisión con la que trabajaba en 1950 a la edad de 69 años.

Una vida artística hecha museo

Precisamente, es el MoMA de Nueva York quien acoge otra de las obras cumbre del artista, ‘Las señoritas de Avignon’. Pintado en 1907, está considerado el primer cuadro cubista de la historia. No en vano, el cubismo fue un movimiento artístico fundado por Picasso junto a Juan Gris y Georges Braque entre otros. Un estilo que rompería de forma definitiva con la pintura tradicional.

Con 90 años pudo hacer realidad algo que ningún otro pintor de renombre había logrado. Logró ver sus obras expuestas en el Museo del Louvre. Era la primera vez que un artista conseguía ver expuestas sus obras en una de las pinacotecas más prestigiosas del mundo.

Precisamente, en 1911 se le acusó de robar del Louvre ‘La Gioconda‘. La policía tenía como principales sospechosos a Picasso, y el poeta Guillaume Apollinaire. Una acusación fundamentada en la crítica hecha por el pintor a los museos y el arte oficial.

Paradójicamente, cuenta hoy con numerosas pinacotecas a su nombre. Existen museos Picasso en su natal Málaga, Barcelona, París, Münster. Incluso, la pequeña localidad madrileña de Buitrago de Lozoya cuenta con uno.

Lo cierto es que Pablo Picasso es una figura muy controvertida y deseada por todos. Digna del recuerdo es la escena que vivió con un niño un día de playa. El pintor en lugar de escribir un autógrafo en el papel que le traía, hizo lo propio en la piel del chico. Poco después, comentaría entre amigos ‘me gustaría saber si lo han vuelto a lavar’…

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies