Perros de raza: Teckel

Nueva entrega de la serie que dedicamos semanalmente a las diferentes raza de perro que existen. Hoy hablaremos del Teckel, también llamado Dachshund alemán. Un perro llamativo, pequeño y simpático, válido para la caza o para la compañía amena que crea en el hogar. Es el famoso perro salchicha.

Raza Teckel

Raza Teckel

Historia

Sin lugar a dudas, el Teckel es un perro que ha encontrado su éxito en la caza. Y aunque en la caza sobre la superficie terrestre es un perro válido, lo que le coronó desde los comienzos fue su habilidad y versatilidad para la caza bajo tierra, dentro de las madrigueras. Sus comienzos, tal y como hoy vemos a los Dachsund, están en Alemania. Sus cruces antepasados pueden datar fácilmente del siglo XIII aunque es una raza bastante conocida desde hace un siglo. Sus cruces con Sabuesos, Bastes, Snnauzers o Dandie Dinmont Terrier parecen claros.

Los Teckel cazaron durante muchos años conejos, liebres y tejones (de ahí su nombre Alemán, que significa “perro tejón”) y esto les dio gran fama en el mundo del cazador. También eran perros válidos para el rastreo y el seguimiento de las marcas de sangre. Su popularidad vino también dada por ser una raza preferida y admirada por muchas monarquías europeas; incluso la reina Victoria fue una gran entusiasta de los Teckel. En el año 1888, el primer club de esta raza fue fundado al fin en Alemania.

Características Teckel

Si es llamado perro salchicha es por algo. Lo primero que llama la atención del Teckel es su cuerpo estirado y de cruz tan baja, acompañado de unas patitas extremadamente cortas en proporción al resto del cuerpo. Tiene una cola bastante larga, un hocico afilado y unas orejas caídas pero largas. Pese a que existen variantes de la raza, como el Teckel miniatura o el de actual caza para conejo, el Teckel estándar ha de tener un peso máximo de 9 kilogramos y tener hasta 25 centímetros de talla. Su cruz es pronunciada, tiene un lomo musculado y su pecho es pronunciado y algo ovalado.

Existen pelos diferentes para el Teckel. Los hay de pelo corto, con un pelaje espeso, brillante y liso, que suele variar entre el negro, el marron y algunas zonas amarillentas; de pelo duro, con pelaje áspero y tupido, con un color de cerdo y hojas secas amarronado; y de pelo largo, quizás el menos común, con pelo sedoso y brillante, con tonos muy parejos a los del Teckel de pelo corto.

Páginas: 1 2

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies