Simone de Beauvoir, la precursora del feminismo

Simone de Beauvoir es una de las pocas mujeres reconocidas en épocas más antiguas. Todo un referente en la reivindicación de los derechos de la mujer. Fue filósofa, escritora y profesora francesa. En 1929 conoció a Jean-Paul Sartre, otro filósofo, que se convertiría en lo que llamaban ellos “amor necesario”, y con quien pasaría el resto de su vida.

simone de beauvoir

Simone de Beauvoir con Jean-Paul Sartre en Israel

Simone de Beauvoir nació bajo la educación de una familia burguesa y desde pequeña destacó por ser una alumna excelente.

Biografía de Simone de Beauvoir

Simone de Beauvoir nació en París el 9 de enero de 1908. Pasó su infancia y su juventud en el parisino bulevar Raspail bajo la tutela de sus aburguesados padres, George de Beauvoir y Françoise Brasseur. De hecho, a los cinco años fue matriculada en la escuela de las élites Cours Désir. Fue una alumna brillante, y siempre acababa el curso siendo la primera de la clase.

Tras la Primera Guerra Mundial, la familia Beauvoir sufrió las consecuencias de la quiebra del Banco de la Meuse, cuyo presidente era el abuelo materno de Simone. La familia tuvo que trasladarse a una vivienda y un barrio más modesto.

A los quince años tenía muy claros sus objetivos en la vida: Simone de Beauvoir quería ser escritora. Se formó con varias ciencias de las que obtuvo sus certificados, pero acabó licenciándose en Letras y especializándose dentro de ella en Filosofía.

Comenzó su vida laboral como profesora de filosofía en 1929, año en el que conoció a Jean-Paul Sartre, de quien se enamoró profundamente. Sin embargo, ambos mantuvieron una relación abierta en la que había lugar a pequeños affaires, o como los denominaban ellos: “amores contingentes”, frente a su relación, que era un “amor necesario”.

Cuando ganó el suficiente dinero para ser totalmente independiente, se dedicó a cumplir el sueño de ser escritora. Su obra culmen fue “El segundo sexo”, en el que reivindicaba el papel de la mujer en la sociedad. Se convirtió por lo tanto en la precursora del movimiento feminista.

Su lucha contra el machismo

Beauvoir se declaró atea tras perder la fe cristiana a los 14 años, a pesar de que su madre fuera una gran religiosa. Como pensadora formaba parte de la corriente existencialista. Pero sin duda, su mayor aportación en la sociedad, fue la de mostrar a la sociedad el rol que tenía la mujer en aquella época.
Sus ideas políticas feministas le acompañaron desde pequeña por el simple hecho de nacer mujer. Su padre nunca le ocultó su deseo por tener un varón, pues su sueño era que su hipotético hijo acabase estudiando en la prestigiosa Escuela Politécnica de París. Sin embargo, siempre conoció el nivel intelectual de su hija, a la que dijo muchas veces que poseía un “cerebro de hombre”.
Simone de Beauvoir siempre denunció abiertamente la situación académica de las niñas, a quienes se les inculcaban los valores de la maternidad, haciéndoles creer que esas era la única aspiración en la vida de la mujer como persona. Fue muy consciente de que vivían en una sociedad patriarcal, cuyo verdadero problema residía en el matrimonio y la familia.
Beauvoir fue muy influyente en la legalización del aborto en Francia gracias al movimiento Choisir, fundado por ella y Gisèle Halimi.
En definitiva, Beauvoir fue una mujer de gran carácter e inteligente, que se atrevió a manifestarse en contra de la sociedad liderada por unas ideas arraigadamente machistas.

Foto | Matanya | Commons.wikimedia.org

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies