Tomar cervezas en el laboratorio

Desde que existe la ciencia como tal, existen los científicos prolíficos y científicos mediocres. Tanto unos como otros, pero en mayor medida los pertenecientes al segundo grupo, se han cuestionado acerca de esta escisión, considerando posibles factores determinantes que van desde la genialidad del individuo hasta los golpes de suerte, atendiendo incluso a cuestiones de género.

En relación a la preocupación que experimentan los hombres de la ciencia en torno a su éxito, fue publicado un estudio en el Diario Científico Oikos que pone de manifiesto el rol del alcohol en la diferenciación entre los científicos prolíficos y los que su labor ha quedado olvidada, más allá de su alcance científico.

Un artículo publicado en New York Times explica los resultados del estudio, que en pocas palabras dice que: la probabilidad de que un científico publique un estudio o que su estudió sea citado por otro investigador es inversamente proporcional a la cantidad de cerveza que el científico beba. Es decir, cuanta más cerveza toma un científico, menos probabilidades tienen de ser exitoso en su profesión. Tomar cervezas en el laboratorio no parece productivo pero tal aseveración, sin lugar a dudas, necesita una fundamentación científica.

Seriedad del estudio
Contrariamente a lo que los lectores puedan estar pensando, este fue un estudio serio. No se basó únicamente en científicos con problemas alcohólicos ni consistió en darle alcohol a muchos científicos para observarlos volver tambaleantes a sus laboratorios.

El doctor Dr. Tomas Grim, un biólogo checo que se dedica a estudiar el comportamiento de las aves, es el autor del estudio en cuestión. Él realizó este estudio anteriormente hace 7 y 2 años respectivamente y en ambas oportunidades, siguiendo de cerca los hábitos de sus colegas checos, obtuvo los mismos resultados.

En comparación con científicos que bebían una o dos veces al año, la labor los que bebían una o dos cervezas al día era mucho menor y a su vez la labor de estos menguó con el incremento de la consumición de cerveza.

Reacciones adversas y desconfianza sobre que tomar cervezas en el laboratorio no es bueno
Su estudio, que fue rápidamente difundido entre otros biólogos, provocó diversas reacciones que fueron desde sorpresa hasta irritación. Podemos imaginarnos porqué.

Aunque en el imaginario un científico sea un hombre abstemio, lo cierto es que muchos científicos famosos por su suspicacia y sus colaboraciones partieron de ideas escritas en servilletas de bares. Contrariamente a esta realidad el estudio en cuestión no indica que el consumo social y moderado de alcohol, beneficie la producción científica.

Además, aunque el estudio expone una relación entre el consume de cerveza y el desempeño profesional de los científicos, nunca se aclara porqué se daría esta relación. Esto podría significar que lo que está determinando la baja producción de estos científicos sean todos los factores que quedan por fuera del consumo de cerveza. Incluso, como lo menciona otro científico, la relación podría estar dada al revés y se explicaría por el supuesto de que los científicos mediocres ahogan sus penas en el alcohol.

Debe considerarse también, como lo mencionan otros científicos, que la República Checa es el país donde se consume más cerveza en el mundo y esto puede estar influyendo en los resultados de los estudios.

¿A quién creerle?
Resulta muy gracioso que el mismo Dr. Grim, tenga como ritual nocturno a modo de somnífero, el consumo de más de una decena de cervezas; y que a su vez declare esta práctica es una satisfacción que no pretende abandonar.

Es de suponer entonces, que su estudio no es una campaña para que el resto de los científicos dejen la cerveza. Estos estudios corresponden una preocupación personal y evidentemente fueron abordados desde un lugar muy poco objetivo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies