Zonas muertas

El fenómeno de las zonas muertas en los mares del mundo se ha ido incrementando exponencialmente en estos últimos años. Se trata de zonas donde el oxigeno desaparece del agua por diversos factores e impide el normal desarrollo de las especies.

La contaminación de los mares contribuye a la creación de \"zonas muertas\"

La contaminación de los mares contribuye a la creación de \»zonas muertas\»

Hay zonas en los mares que se están quedando sin vida. Se llaman las “Zonas Muertas”. El fenómeno es producido por la contaminación industrial, el desecho de remanentes de abono y el vuelco de sustancias nutritivas propias de los grandes centros urbanos. Estos componentes orgánicos producen primero una gran proliferación de algas, que luego al descomponerse dan lugar a que las bacterias que se nutren de ellas absorban el oxigeno del agua y la dejen sin cantidad suficiente para la vida de los organismos y animales vecinos. Como consecuencia, muchos peces y vegetales marinos mueren por falta de oxigeno en las aguas. Otros cambian de hábitat para poder sobrevivir y esto los hace más vulnerables. Todos se ven afectados por la ruptura de la cadena alimenticia.

Esta muerte por falta de oxígeno en los mares se dan en lugares con aguas en relativa calma, como los fiordos, golfos, estuarios y mares interiores. Los principales lugares afectados por el fenómeno son el mar Negro, el Golfo de México, el estrecho de Kattegast en Suecia y el este de China. Aunque el mayor afectado hasta el momento es el mar Báltico.

El mar enfermo: una zona muerta

El mar Báltico esta situado en el norte de Europa, entre el continente y la península escandinava, y es uno de los mares más contaminados del mundo. Esto se produce porque recibe los desechos de cerca de 70 millones de habitantes en una de las zonas más industrializadas del planeta, lo que influye de manera determinante a que se incrementen las zonas muertas en el mar. Pero además recibe otros factores contaminantes, como el vertimiento de petróleo por accidente (se estima un promedio de tres accidentes anuales con derramamiento de hidrocarburos), la bioacumulación de sustancias tóxicas y las descargas accidentales de agentes tóxicos altamente nocivos, como pasó en el año 1986 cuando el mar fue bañado por una nube radioactiva que llegó desde Chernobil.

Los nueve países que rodean al mar muerto firmaron en el año 1974 el acuerdo de Helsinki por el que se comprometían a reducir los niveles de contaminación del mar, que si bien ha bajado un poco, todavía esta en un nivel por demás alto.

Situación mundial

Según un estudio sueco-estadounidense, actualmente hay cerca de 400 zonas muertas donde la vida marina está sufriendo de la falta de oxígeno en sus aguas. Esto implica unos 245.000 kilómetros cuadrados de mares en el mundo.

Si bien los científicos han estudiado este fenómeno durante casi un siglo, desde los años 60 la proliferación de estas zonas se han ido incrementando en forma exponencial. Y este crecimiento esta en relación directa con el aumento de la actividad industrial y el desarrollo de las urbes con su consecuente elevada producción de residuos orgánicos.

Entre 1995 y 2007 la cifra se ha incrementado en un tercio, y si la situación no cambia y no se toman medidas para contrarrestar la contaminación de los mares, el aumento será aún mayor en los años próximos.

Cambio climático y conciencia en el hombre

Este es un fenómeno que va de la mano con el cambio climático del planeta y con la falta de conciencia en el hombre para lograr un equilibrio entre desarrollo tecnológico y económico, y calidad de vida.

Lo bueno es que es un problema que tiene solución. Así lo demuestra el ejemplo del mar Negro. Entre 1970 y 1989 la zona muerta del litoral del norte de ese mar se extendía unos 40.000 kilómetros cuadrados. Pero en el año 1990 la ex Unión Soviética dejo de subvencionar el abono para los agricultores, lo que implicó una caída en esta producción y trajo como consecuencia una re-oxigenación de las aguas, que llegaron a un nivel normal para el año 1995.

La solución está en la intención del hombre. Parece fácil, pero luchar contra uno mismo, en realidad, es muy complejo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies